Adenoma hepático – Definición, causas, síntomas y tratamiento

Adenoma hepático – Definición, causas, síntomas y tratamiento

La definición de adenoma hepático es un tumor hepático benigno infrecuente que es inducido por las hormonas. Estos tumores son generalmente solitarios y pueden producir hemorragias: siempre deben diferenciarse de otras lesiones hepáticas focales.

Los adenomas hepáticos son tumores de hígado epiteliales benignos infrecuentes que se desarrollan en un hígado normal y se observan predominantemente en mujeres jóvenes. Se encuentran con frecuencia en el lóbulo hepático derecho y el 70% de la veces son típicamente solitarios , aunque los adenomas múltiples pueden aparecer en pacientes con uso prolongado de anticonceptivos. Los adenomas varían en tamaño desde 1 a 30 centímetros con síntomas tales como dolor abdominal.

El pronóstico de los adenomas hepáticos no está bien establecido. El riesgo de transformación maligna se desconoce totalmente y puede ser tan alto como 13%. También han sido asociados con hemorragias espontáneas o su ruptura. Su distinción de otros tipos de tumores hepáticos benignos es importante aunque rara vez puede darse un diagnóstico definitivo y sólo puede lograrse después de la resección.

Causas del adenoma hepático

Los adenomas hepáticos se suelen asociar con el uso de anticonceptivos orales, anabolizantes andrógenos y enfermedades por almacenamiento de glucógeno. En casos menos comunes se asocian con embarazo y diabetes. La incidencia de adenomas hepáticos ha aumentado con la introducción de los anticonceptivos orales. Además, los adenomas se encuentran cada vez más como hallazgos incidentales en pacientes sometidos a ecografía, tomografía computada o resonancia magnética para síntomas inespecíficos.

 

Síntomas del adenoma hepático

Las lesiones generalmente permanecen asintomáticas hasta que se rompen espontáneamente, momento en el cual el paciente desarrolla dolor abdominal. Ocasionalmente puede darse un sangrado rápido dentro de la cavidad peritoneal.

El adenoma hepático suele ser asintomático pero puede causar ligero dolor abdominal en el epigastrio y el hipocondrio derecho y también hinchazón. Puede causar elevaciones de la gamma GT y fosfatasa alcalina. Y una masa palpable puede ser notada por el paciente.

 

Tratamiento del adenoma hepático

En general los adenomas hepáticos son extirpados para eliminar el riesgo de ruptura espontánea y confirmar el diagnóstico con una biopsia.

En casos donde la lesión es pequeña y no subcapsular con un aspecto típico, de puede vigilar y pedirle al paciente dejar los anticonceptivos orales. En tales casos, el adenoma puede retroceder.

Los pacientes deben dejar de usar anticonceptivos orales o esteroides anabólicos. En caso de embarazo se debe evitar hasta la resección del tumor debido al riesgo de crecimiento y ruptura. Debido al riesgo aumentado de hemorragia espontánea y la posible transformación maligna asociada con tumores de mayor tamaño, adenomas hepáticos asintomáticos mayores de 4 cms y aquellos que requieren terapia hormonal también deben ser extirpados.

Dejar respuesta