Adenopatía – Definición, causas, síntomas diagnostico y tratamiento

Adenopatía – Definición, causas, síntomas diagnostico y tratamiento

La definición de adenopatía es la ampliación de los ganglios linfáticos en cualquier lugar de tu cuerpo como consecuencia de enfermedades inflamatorias, infección o cáncer. Es sinónimo de linfadenopatía. Los ganglios linfáticos son una parte del sistema inmunológico donde maduran las células inmunitarias para combatir las infecciones y otras sustancias ajenas.

Los ganglios linfáticos inflamados a menudo indican una infección o una enfermedad que afecta a los tejidos. Los nodos de linfa más comunes que se pueden palpar se encuentran en la ingle, el cuello, la axila, detrás de la mandíbula y detrás de las orejas. Un ganglio agrandado puede ser indoloro o sensible y puede ser firme o suave, estar fijo o moverse, dependiendo de la causa que hace que aumente.

Que crezca un ganglio linfático determinado puede sugerir donde podría ubicarse la infección. Por ejemplo con dolor de garganta a menudo resultará en la ampliación de los ganglios linfáticos en el cuello. El aumento de un ganglio linfático generalizado puede ocurrir con algunas infecciones generalizadas o infecciones graves.

La adenopatía es bastante común y puede ocurrir incluso con infecciones leves. El cáncer es otra causa común de inflamación de los ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos pueden crecer debido a la presencia de linfomas o secundarios debido a la metástasis que se han diseminado a los ganglios linfáticos de otras partes del cuerpo. Se requiere una biopsia para determinar si un nodo de linfa agrandado es debido al cáncer.

Causas de adenopatía

La adenopatía es causada generalmente por una acumulación de líquido dentro de un ganglio linfático por las células inmunes como respuesta del cuerpo ante una infección. También puede ser causada por una acumulación anormal de células inmunes, debido al cáncer, un absceso infeccioso y otros desencadenantes inflamatorios circulantes.

Las infecciones bacterianas y virales están entre las causas comunes de la adenopatía. Como puedan ser infecciones fúngicas o parasitarias, mononucleosis, infecciones bacterianas o virales, algunas enfermedades de transmisión sexual y estafilococos y estreptococos.

Otras causas de la adenopatía incluyen hipersensibilidad a medicamentos, inflamación en respuesta a un cuerpo extraño, linfoma, metástasis o enfermedades autoinmunes sistémicas como la sarcoidosis o el lupus.

Adenopatía – Definición, causas, síntomas diagnostico y tratamiento

 

 

Síntomas de adenopatía

Los síntomas de la adenopatía incluyen agrandamiento de los ganglios linfáticos en cualquier lugar en su cuerpo. Podían sentir los ganglios firmes o suaves, y pueden ser dolorosa o indolora. Pueden variar en tamaño. En muchos casos la adenopatía grave está asociada con la hinchazón de los tejidos cercanos. Usted puede experimentar la adenopatía para un corto período de tiempo o para un período prolongado de tiempo.

Algunos de estos síntomas pueden ser graves

Fatiga y malestar                                     Sudores de noche

Ganglios linfáticos dolorosos                    Congestión nasal o dolor de garganta

Hinchazón en los tejidos circundantes

Sensación de pesadez o debilidad en una extremidad

 

Diagnostico de adenopatía

El crecimiento de los ganglios linfáticos puede detectarse mediante el examen físico y la exploración utilizando un scanner. También puede necesitar también tomar una muestra del ganglio linfático y ver si hay células cancerosas presentes. Esto se llama una biopsia de ganglio linfático.

 

Tratamiento de la adenopatía

El tratamiento de la adenopatía depende de la causa subyacente que lo provoque. Se recetan analgésicos si hay dolor.

La adenopatía debido a una infección es la causa más común y puede tratarse con una variedad de medicamentos que atacan la infección y los síntomas asociados. Los tratamientos incluyen antibióticos para tratar una infección bacteriana. El antibiótico exacto prescrito dependerá del tipo de infección bacteriana.

Medicamentos antibióticos están indicados para infección fúngica o parasitaria.

Medicamentos antivirales pueden usarse para algunas infecciones virales severas o crónicas. Analgésicos y antipiréticos como el paracetamol pueden ser útiles en la reducción del dolor asociado con adenopatía y síntomas asociados.

Si la adenopatía es debido al cáncer, tratamiento está dirigido al tipo de cáncer y puede variar ampliamente.

Las complicaciones de la adenopatía incluyen abscesos en los ganglios linfáticos o el tejido adyacente, que puede requerir tratamiento adicional, incluyendo la diseminación de la infección o la metástasis en el cáncer.

Dejar respuesta