Alanina – Que es, estructura, función, propiedades, fórmula

Alanina – Que es, estructura, función, propiedades, fórmula

La alanina es un aminoácido no esencial en los seres humanos, la alanina es una de las más ampliamente utilizadas para la construcción de proteínas y está involucrado en el metabolismo del triptófano y la vitamina piridoxina. Es una fuente importante de energía para los músculos y el sistema nervioso central, fortalece el sistema inmunológico, ayuda en el metabolismo de los azúcares y los ácidos orgánicos, y muestra un efecto reductor del colesterol en los animales.

Es un aminoácido que ayuda al cuerpo a convertir la glucosa simple en energía y eliminar el exceso de toxinas del hígado. Los aminoácidos son los componentes fundamentales de la proteína y son fundamentales para construir músculos fuertes y sanos. Se ha demostrado que la alanina ayuda a proteger las células del daño durante la actividad aeróbica intensa, cuando el cuerpo consume las proteínas musculares para ayudar a producir energía.

La L alanina es uno de los 20 aminoácidos codificados por el código genético humano. L alanina es el segundo sólo detras de la leucina que representa el 7,8% de la estructura primaria en una muestra de 1.150 proteínas. La alanina es un aminoácido no esencial y juega un papel crucial para la fabricación de proteínas importantes. Se considera el nutriente más importante para el metabolismo de aminoácidos en la sangre junto con la glutamina. Una vez que la alanina es sintetizada se absorbe a través del hígado y se convierte en un piruvato. Este compuesto es fundamental para la producción de glucosa y para el control del azúcar en sangre.

La alanina es un aminoácido no esencial, lo que significa que un cuerpo sano es capaz de fabricar su propia fuente de esta sustancia. Sin embargo, todos los aminoácidos pueden llegar a ser esenciales si el cuerpo es por alguna razón es incapaz de producirlos. Las personas con dietas bajas en proteínas, trastornos alimentarios, enfermedades hepáticas, diabetes o condiciones genéticas que causan trastornos del ciclo de la urea pueden necesitar tomar suplementos para evitar una deficiencia. Se han encontrado niveles bajos de alanina en pacientes con hipoglucemia, diabetes y hepatitis aunque no se sabe si la deficiencia es la causa o el resultado de estas enfermedades. El cuerpo debe tenerla para procesar las vitaminas B tan necesarias para una buena salud especialmente la vitamina B5 y vitamina B6.

Es crucial para preservar los niveles equilibrados de nitrógeno y glucosa en el cuerpo, a través de una serie de acciones químicas llamadas ciclo de alanina. Durante el ciclo de alanina, cualquier exceso de aminoácidos en células o tejidos se transfieren a una molécula receptora llamada piruvato que es producida por la ruptura de la glucosa. El piruvato se convierte entonces en alanina y se transporta al hígado. El hígado extrae el nitrógeno de la alanina y convierte parte de él en piruvato, que luego se puede utilizar para producir más glucosa. Cualquier exceso de nitrógeno se convierte entonces en urea y se expulsa del cuerpo durante la micción. Este ciclo ayuda a suministrar el cuerpo con la energía que necesita para apoyar la vida celular. También asegura que un suministro constante de piruvato disponible para permitir la síntesis de glucosa y aminoácidos en el cuerpo.

Desempeña un papel clave en el mantenimiento de los niveles de glucosa y del suministro de energía en el cuerpo. El virus de Epstein-Barr y el síndrome de fatiga crónica se han relacionado con niveles excesivos de alanina y bajos niveles de tirosina y fenilalanina. La alanina puede ayudar a regular el azúcar en la sangre también. La investigación ha encontrado que para las personas con diabetes insulinodependiente, tomar una dosis de alanina evita eficazmente la hipoglucemia durante la noche.

Alanina – Que es, estructura, función, propiedades, fórmula

 

Estructura de la alanina

En la estructura de la alanina el átomo de α-carbono de la alanina está ligado a un grupo metílico (-CH3), convirtiéndolo en uno de los ácidos α-amino más simples y también resulta en la clasificación de la alanina como un aminoácido alifático. El grupo metílico de la alanina no es reactivo y, por lo tanto, casi nunca se involucra directamente en la función proteica. La alanina es un aminoácido que no puede ser fosforilado, lo que lo hace muy útil en los experimentos de pérdida de la función respecto a la fosforilación.

 

Formula de la alanina

La formula de la alanina es C3H7NO2

 

Función de la alanina

La alanina tiene varias funciones muy importantes para el cuerpo humano:

Promueve el crecimiento muscular

Es un agente importante en la síntesis de las proteínas del cuerpo y tiene cierta función reguladora. La proteína muscular consiste en aproximadamente el 6% de alanina. El 30% de la alanina en sangre es sintetizado por el músculo, lo que demuestra su importancia para el metabolismo general. Se absorbe de la sangre en el hígado y luego se convierte en piruvato. Esto permite un suministro de energía más rápido y eficaz cuando se necesita para que el cuerpo pueda mantener más tiempo niveles más altos de intensidad.

Los atletas en particular tienen una necesidad mucho mayor de complementar los aminoácidos con el fin de construir rápidamente la masa muscular. Por lo general, consumen proteínas en polvo antes y después del entrenamiento con el fin de hacer que la proteína esté rápidamente disponible en el torrente sanguíneo para permitir al cuerpo repararse y hacer crecer sus músculos.

Sistema inmunológico sano y riñones

Otras tareas importantes de este aminoácido no esencial son el mantenimiento del sistema inmunológico y la prevención de cálculos renales que pueden ser producidos por el cuerpo como resultado de compuestos tóxicos insolubles que la alanina es capaz de neutralizar químicamente. Puede ser utilizado preventivamente para evitar los cálculos renales.

Regula la glucosa

L-alanina es también un reactivo importante para el glucagón porque estimulará su producción cuando el azúcar en la sangre es demasiado bajo. Además, apoyará la generación de glucosa de otros aminoácidos.

 

Próstata saludable

Los estudios han demostrado que el líquido prostático tiene una alta concentración de alanina por lo que puede proteger la próstata evitando síntomas como dolor intenso y problemas durante la micción. Esto generalmente se puede reducir consumiendo suplementos dietéticos.

Debido a que el líquido en la glándula prostática contiene alanina, se ha teorizado que este aminoácido puede ayudar a tratar la hiperplasia prostática benigna en la cual la próstata se agranda y provoca molestias en la micción. En un estudio, los participantes tomaron 780 miligramos con glicina y ácido glutámico por día durante dos semanas, luego 390 miligramos de estos tres aminoácidos durante los siguientes dos meses y medio y vieron una reducción significativa de los síntomas.

Combate enfermedades

La alanina se ha utilizado con éxito para tratar ciertas enfermedades y por lo tanto se utiliza a menudo en la medicina ortomolecular. Además de su capacidad para influir positivamente en el azúcar en la sangre, también se utiliza con frecuencia para prevenir el cáncer de próstata. Varios estudios han demostrado que también estimula el sistema inmunológico, reduce la inflamación y por lo tanto ayuda a equilibrar y estabilizar el organismo en su conjunto.

Un estudio demostró en 2002 que existe una interrelación con la secreción de insulina por el páncreas. Cuando reacciona con la glucosa conduce a un aumento de la producción y la excreción de glucosa influyendo positivamente en la diabetes. El metabolismo de la glucosa mejora en general y los síntomas se pueden reducir o eliminar por completo. Esto reduce las posibles complicaciones de condiciones secundarias que resultan de la diabetes mejorando significativamente la calidad de vida de los pacientes.

También es capaz de aumentar la aptitud física cuando se combina con el ejercicio para proteger de enfermedades cardiovasculares mostrando lecturas de menor grasa en la sangre

 

Alimentos con alanina

Los alimentos con alanina abundante son la carne, las aves de corral, los huevos, los productos lácteos y el pescado. Aunque tenga en cuenta que tomar cualquier aminoácido podría alterar el equilibrio de nitrógeno en el cuerpo y hacer más difícil para el hígado y los riñones eliminar los residuos. Las personas con enfermedad hepática o renal deben consultar a un médico antes de tomar cualquier suplemento de aminoácidos. También deben incluir ciertos alimentos en su dieta, que tienen altas concentraciones de L-alanina y otros aminoácidos a fin de garantizar un amplio suministro de estos nutrientes.

La alanina es hidrosoluble y se degrada fácilmente por lo que los alimentos con grandes cantidades no deben ser cocidos durante demasiado tiempo. Las fuentes ricas en proteínas de los animales son muy adecuadas como fuentes, en particular:

Fuentes animales: carne, mariscos, productos lácteos, huevos, pescado, gelatina

Fuentes vegetarianas: frijoles, nueces, semillas, soja, suero de leche, levadura de cerveza, arroz integral, salvado, maíz, legumbres, granos enteros

Carne de vacuno – aproximadamente 3,9 g por 100 g

Pescado – aproximadamente 2,6 g por 100 g

Levadura – aproximadamente 2,3 g por 100 g

perdiz – aproximadamente 2,2 g por 100 g

Setas blancas secas – aproximadamente 1,9 g por 100 g

Semillas de girasol – aproximadamente 1,8 g por 100 g

Germen de trigo – aproximadamente 1,8 g por 100 g

Harina de soja – aproximadamente 1,7 g por 100 g

Perejil – aproximadamente 1,5 g por 100 g

Dejar respuesta