Andrología – Que es, definición, especialidades

Andrología – Que es, definición, especialidades

La andrología es una especialidad de la urología y es la rama de la medicina que se refiere a la salud de los hombres, las enfermedades masculinas especialmente con las que afectan al sistema reproductivo particularmente la infertilidad masculina y la disfunción sexual. Es literalmente el estudio del hombre.

La fertilidad de un hombre y las características sexuales dependen del funcionamiento normal del sistema reproductivo masculino. Un número de órganos individuales actúan juntos para componer el sistema reproductivo masculino. Algunos son visibles, como el pene y el escroto, mientras que algunos se ocultan dentro del cuerpo. El cerebro también tiene un papel importante en el control de la función reproductiva.

Andrología es la especialidad médica que se ocupa de la salud masculina, particularmente relacionada con los problemas del sistema reproductivo masculino y los problemas urológicos que son exclusivos de los hombres. Es el equivalente de la ginecología que se ocupa de cuestiones médicas específicas del sistema reproductor femenino. Sin embargo a diferencia de ginecología, la andrología no tiene programas de certificación y sólo ha sido estudiado como una especialidad distintiva desde finales de 1960.

Los urólogos están entrenados para tratar enfermedades y trastornos de las vías urinarias y glándulas suprarrenales tanto en hombres como en mujeres. En las mujeres, los urólogos tratan afecciones que afectan los riñones, el uréter, la uretra y la vejiga. En los hombres también diagnostican y tratan los problemas relacionados con la próstata y el sistema reproductivo masculino.

Los andrólogos son urólogos que se centran enteramente en el tratamiento de las afecciones que afectan la fertilidad masculina y la sexualidad, en lugar de practicar una forma más amplia de urología. La andrología incluye el tratamiento de las afecciones físicas que afectan a los genitales, tales como testículos no descendidos, lesiones y enfermedades que pueden afectar la fertilidad o la función sexual como pueda ser la eyaculación precoz. Las afecciones de salud como las cardiopatías, la presión arterial alta y la insuficiencia renal pueden disminuir la función sexual, por lo que los andrólogos pueden colaborar con otros médicos en sus campos.

Andrólogos son el equivalente masculino de los ginecólogos, la andrología se enfoca enteramente en temas reproductivos masculinos y pueden elegir especializarse aún más, tratando solamente problemas reproductivos o solamente la impotencia y disfunción eréctil.

La buena salud es vital para una vida feliz y completa. Pero los hombres no se cuidan lo suficiente ya que las mujeres de entre 25 y 34 años tienen el doble de probabilidades de visitar a un médico que los hombres de la misma edad. Los hombres no viven tanto y tienen más riesgos de salud que las mujeres por lo que es crucial que los hombres cuiden mas su salud. La salud reproductiva masculina también es muy importante y el funcionamiento normal del sistema reproductivo masculino juega un papel clave en muchas áreas del bienestar.

Como cualquier otra parte del cuerpo humano, las cosas a veces pueden salir mal con el sistema reproductivo masculino y es importante ver a un médico rápidamente ya que obtener ayuda desde el principio puede evitar serios problemas a largo plazo. Algunos de los problemas más comunes que trata la andrología son:

Infertilidad – Que puede tener muchas causas, es a menudo tratable y debe investigarse antes de empezar con la reproducción asistida.

Enfermedad de la próstata – Es más común en el hombre mayor y puede hacer que orinar sea difícil. El tratamiento farmacológico o quirúrgico esta disponible.

Disfunción eréctil – Puede suceder como resultado de otro problema de salud subyacente, como la diabetes. No hay ningún tratamiento específico pero hay tratamientos que permitirán que las erecciones.

Déficit de andrógenos – Está relacionado con niveles bajos de testosterona, que pueden traducirse en fatiga, irritabilidad y un deseo sexual reducido. Una vez que el diagnóstico se hace el tratamiento puede comenzar con un efecto positivo en la calidad de vida.

Cáncer de testículo – El autoexamen de testículos debe ser promovido para la detección temprana ya que a menudo se cree que es una enfermedad de hombres jóvenes y tiene una alta tasa de supervivencia si se detecta precozmente.

Los procedimientos médicos y quirúrgicos específicos para hombres incluyen la vasectomía, la circuncisión, así como la intervención para tratar los trastornos genitourinarios masculinos como los siguientes:

Disfunción eréctil

Hidrocele

Hipospadias

Esterilidad

Parafimosis

Fractura del pene

enfermedad de Peyronie

Fimosis

Síndrome de dolor postvasectomía

Priapismo

Cáncer de próstata

Prostatitis

Balanitis

Carcinoma del pene

Criptorquidia

Epididimitis

Epispadias

Micropene

Orquitis

Eyaculación retrógrada

Vesiculitis seminal

Espermatocele

Cáncer testicular

Torsión testicular

Varicocele

Dejar respuesta