Bursitis Subacromial – Que es, causas, síntomas, tratamiento

Bursitis Subacromial

La bursitis subacromial es una causa común de dolor en el hombro que suele estar relacionado con el impacto del hombro con la bursa que se encuentra entre los tendones del manguito rotador y el acromion. La bursa subacromial del hombro es la bursa más grande del cuerpo y está situada debajo de una parte del omóplato llamada el acromion. Si esta bolsa se inflama se llama bursitis del hombro o bursitis subacromial.

Se estima que el 65% de las personas experimentaran dolor en el hombro en algún momento de sus vidas, y la bursitis es un problema común en el hombro.

El diagnóstico de bursitis subacromial se suele acompañar con tendinitis o un impigment del hombro, que a menudo afectan el tejido alrededor del hombro. La bursitis subacromial tiene síntomas similares a la tendinitis del supraespinoso generando dolor en el hombro en un arco de 60º cuando el brazo se eleva lateralmente.

 

Qué es la bursa subacromial

Las estructuras del hombro están muy juntas por lo que si uno se daña, es probable que otros tambien lo hagan por lo que la bursitis del hombro puede ser el resultado de otros problemas del hombro o el origen. Una persona con bursitis del hombro puede encontrar doloroso levantar el brazo, vestirse, o sujetar objetos con el hombro afectado.

El músculo supraespinoso se utiliza para levantar el brazo hacia los lados y también es importante en los actos de la vida diaria. Sobre su tendón hay una bursa o saco pequeño de líquido que ayuda a lubricar el tendón cuando se mueve. Esta bolsa puede quedar atrapada en el hombro causando dolor e inflamación cuando se mueve por encima del nivel del hombro.

Bursitis Subacromial

Causas de la bursitis subacromial

La bursa subacromial se encuentra entre el ligamento coracoacromial y el músculo supraespinoso y ayuda a reducir la fricción en este pequeño espacio bajo el acromion. Cuando el brazo está elevado lateralmente la bursa rueda debajo del hueso sobresaliendo lateralmente y no se ve afectada si no está muy inflamada.

La bursitis puede ser causada por un trauma menor, el sobreuso excesivo de la articulación del hombro, dolor muscular o una caída. En las lesiones por uso excesivo se asocia a menudo con impigment y la tendinitis del manguito rotador.

 

Síntomas de la bursitis subacromial

Los síntomas de la bursitis subacromial pueden ser similares a los de la tendinitis del supraespinoso. Cursa con dolor y debilidad en el brazo generalmente cuando se eleva lateralmente en un arco de 60º grados. La presión en el interior de la parte delantera del hombro puede generar dolor.

La bursitis del hombro se presenta comúnmente con los siguientes síntomas:

Arco de movimiento doloroso entre 60º y 90° de abducción de hombro.

Hay poco dolor sin movimiento y con más de 90°.

Dolor en el hombro con actividades que requieren elevar el brazo como peinarse o lavarse el cabello o alcanzar algo que esta arriba.

Comienzo gradual de los síntomas de su hombro durante semanas o meses.

Dolor en el exterior de su hombro.

El dolor puede extenderse por el brazo hacia el codo o la muñeca.

El dolor empeora al acostarse en el hombro afectado.

El dolor aumenta cuando se mueve el brazo por encima de la cabeza.

 

Bursitis Subacromial

 

Tratamiento de la bursitis subacromial

Cada lesión es diferente y depende del paciente, la edad o la cronicidad de la lesión. En atletas suelen ser capaces de reanudar el entrenamiento en 2 o 3 semanas.

Si la lesión no se trata puede llegar a ser crónica y ser muy difícil de tratar, lo que resulta en una lesión del manguito rotador y el impigment de la articulación del hombro.

El descanso es importante ya que el movimiento causa dolor en el hombro, si es posible haga ejercicios de movilidad libre de dolor para mantener el rango de movimiento del hombro y evitar la debilidad muscular. Un médico puede prescribir antiinflamatorios para reducir el dolor y la inflamación.

Aplique frio para reducir el dolor y la inflamación durante 10 minutos cuatro veces al día.

Si la bursitis subacromial no responde al tratamiento conservador normal puede necesitar rehabilitación para reducir la inflamación, mejorando la movilidad y restaurando la fuerza.

Programa de rehabilitación

Los objetivos de la rehabilitación de la bursitis subacromial son reducir el dolor y la inflamación, mejorar o mantener la movilidad, el fortalecimiento del hombro.

1 – Reducir el dolor y la inflamación.

Aplique frío en el hombro para reducir el dolor y la inflamación. Aplique hielo por hasta 10 minutos reduciendo gradualmente la frecuencia de las aplicaciones a medida que mejora el hombro.

Descanse el hombro. No haga nada que le cause dolor ya que puede empeorar la lesión. Si es necesario utilice un cabestrillo unos días.

2 -Restablecer rango de movimiento y fuerza

Se suele empezar una semana después de la lesión

Se mantiene el rango de movimiento con ejercicios de movilidad del hombro, aumentando gradualmente la amplitud de movimiento y haciendo estiramientos para los músculos alrededor de la articulación del hombro.

El masaje deportivo puede mejorar la condición del manguito rotador, lo que permite una mayor flexibilidad articular y una mejor respuesta a los ejercicios de fortalecimiento.

Los ejercicios de fortalecimiento deben hacerse sin dolor y se concentran más específicamente en los músculos rotadores externos y los estabilizadores escapulares.

Dejar respuesta