Cetonuria – Que es, definición, causas, síntomas, tratamiento

Cetonuria – Definición, causas, síntomas, tratamiento

Cetonuria es una condición en la cual las cantidades anormalmente altas de cetonas y de cuerpos cetonicos están presentes en la orina. La cetonuria es un signo observado en la diabetes descompensada. Los diabéticos necesitan controlar su orina para detectar signos de acumulación de cetonas que podrían llevar a síntomas potencialmente mortales a menos que se traten rapidamente. También puede desarrollarse como resultado del ayuno, la dieta, el hambre y trastornos alimenticios.

Cuando se digiere la comida, el cuerpo convierte las grasas, las proteínas y los carbohidratos en componentes que nutren el cuerpo. Las grasas se convierten en ácidos grasos, proteínas en aminoácidos y carbohidratos en glucosa que entra en el torrente sanguíneo. El cuerpo necesita glucosa como combustible para realizar actividades. Sin embargo, la glucosa no se dirige automáticamente a los sitios del cuerpo que la requieren, por ello la insulina, una hormona segregada por el páncreas, lleva a cabo esta tarea, llevando la glucosa a las células a través del cuerpo.

En algunas personas con diabetes el páncreas libera cantidades insuficientes de insulina y la glucosa no se distribuye. En un intento desesperado de proporcionar combustible, el cuerpo comienza a alimentarse del músculo y la grasa para quemar como combustible. Los cuerpos cetonicos son un subproducto de este proceso. Consisten químicamente en tres sustancias: ácido beta-hidroxibutírico, ácido acetoacético y acetona. Cuando se liberan los cuerpos cetonicos acidifican la sangre y eventualmente se excretan en la orina. Sin tratamiento la glucosa y la cetona pueden acumularse a niveles peligrosos en la sangre. El estrés y la enfermedad pueden aumentar el riesgo de acumulación de glucosa y cetona.

 

Causas de la cetonuria

Las anomalías metabólicas tales como diabetes, glucosuria renal, o enfermedad del almacenaje del glicógeno o condiciones dietéticas tales como hambre, el ayuno, una dieta alta en proteínas, o dietas bajas en carbohidratos y la anorexia. Afecciones en las que se incrementa el metabolismo, como hipertiroidismo, fiebre, embarazo o lactancia en personas no diabéticas.

La cetonuria puede ocurrir durante una enfermedad aguda o al sufrir estrés severo. Aproximadamente el 15% de los pacientes hospitalizados pueden tener cetonuria, aunque no tengan diabetes. En un paciente diabético sugiere que el paciente no está controlado adecuadamente y que los ajustes de la medicación, de la dieta, o de ambos se deben hacer puntualmente.

 

Síntomas de la cetonuria

Los síntomas de la cetonuria incluyen sed, micción frecuente, deshidratación, náuseas, vómitos, respiración pesada y confusión resultante de los efectos tóxicos de los cuerpos cetonicos y la acumulación de ácido en el cerebro. Los síntomas pueden también incluir un olor de la respiración que se asemeja al olor de la fruta. Este complejo de síntomas puede progresar hasta el coma y la muerte.

Los síntomas de la acumulación de cetona incluyen:

Sed

Micción regular

Náusea

Deshidración

Respiración fuerte

Pupilas dilatadas

Confusión mental

El aliento puede oler a fruta

 

Diagnóstico de la cetonuria

Para el diagnostico de la cetonuria se realiza un análisis de sangre de cetona pero, en la mayoría de los casos, los exámenes de orina para las cetonas son el método de investigación recomendado. Un examen de orina se basa en pruebas puntuales en un palito con productos químicos que indican la presencia de cetonas con un cambio del color. La varilla de medición se coloca en una muestra de orina para verificar el cambio de color.

El rango normal de cetona es inferior a 0,6 mmol/l y se puede mostrar como resultado negativo. Un rango de la cetona de 0,6-1,5 mmol/l puede indicar la presencia de cantidades normales de cetonas en la sangre. Los niveles altos de cetona son indicados por un rango de 1,6 a 3,0 mmol/l. El nivel peligroso se expresa como un valor de cetona por encima de 3,0 mmol/l. Es importante hacer un seguimiento de los niveles de cetonas en la sangre e informar al médico en consecuencia. Los valores altos de cetonas se pueden encontrar en diabetes mal controlada, inanición, dieta, envenenamiento, alcalosis y algunos trastornos metabólicos.

 

Tratamiento de la cetonuria

El tratamiento con insulina y líquidos intravenosos puede restablecer los niveles normales de azúcar en la sangre y terminar con la cetoacidosis y la cetonuria.

Como la cetonuria está asociada con diabetes incontrolada, tomar insulina adicional para reducir la glucosa en la sangre puede ayudar a controlar los niveles de cetonas en la sangre. El tratamiento depende de la causa subyacente de la afección.

Una dieta saludable ayudará a controlar la afección causada por la dieta y el hambre. Vigilar de cerca los niveles de cetona en la sangre, particularmente en pacientes diabéticos, puede ayudar a prevenirla. Evitar la exposición prolongada al frío y al ejercicio intenso. Los cambios en el estilo de vida son igualmente importantes.

Evitar una dieta cetogénica, alta en grasas y bajo en carbohidratos, es un paso ideal para controlar la producción de cetonas en el cuerpo. Una dieta cetogénica imita el hambre, por lo que el cuerpo trata de encontrar procesos alternativos para la producción de energía. Las frutas y hortalizas frescas deben incluirse en la dieta. El consumo de alimentos de bajo índice glucémico puede ayudar a controlar la afección. Algunos alimentos incluyen pepino, col rizada, berenjena, coliflor, pimientos.

El tratamiento con insulina y líquidos intravenosos se usa para devolver los niveles de azúcar en la sangre a la normalidad. Esto ayuda a reducir las cetonas.

En algunas situaciones de emergencia, la gente recibe insulina para mejorar la capacidad del cuerpo de utilizar el exceso de glucosa en la sangre para la producción de energía. En tales casos, los niveles de glucosa se testan cada hora. La insulina ya no es necesaria cuando las cetonas y los niveles ácidos de la sangre vuelven a un rango normal.

Dejar respuesta