Colon irritable – Que es, síntomas, causas, diagnostico y tratamiento

Colon irritable

El colon irritable, o síndrome de colon irritable, es un trastorno común que afecta el intestino grueso y causa habitualmente dolor abdominal, distensión abdominal, gases, diarrea y estreñimiento. Un porcentaje pequeño de personas con colon irritable tiene síntomas severos. El colon irritable es una condición crónica molesta pero no provoca cambios en el tejido intestinal o aumenta el riesgo de cáncer colorrectal como otras enfermedades intestinales. Existe tratamiento especifico y medicación pero algunas personas pueden controlar los síntomas con cambios en el estilo de vida y reduciendo el estrés.

 

Síntomas de colon irritable

Los síntomas del colon irritable pueden variar dependiendo del paciente y a menudo se parecen a otras enfermedades. Es una condición crónica y los síntomas pueden mejorar y empeorar por temporadas o incluso desaparecer completamente.

Entre los síntomas más comunes están

Dolor abdominal

Cólicos

Sensación de hinchazón y gases

Diarrea, estreñimiento o episodios de estreñimiento y diarrea

Moco en las heces

Consulte a su médico si tiene un cambio persistente en los hábitos intestinales o si tiene otros síntomas que puedan indicar una afección más grave, para descartar afecciones de colon, como la inflamatoria intestinal enfermedad y cáncer de colon. Esto síntomas son sangrado rectal, dolor abdominal persistente o pérdida de peso repentina.

Colon irritable

Causas del colon irritable

No se sabe exactamente la causa del colon irritable pero varios factores participan. Usted puede tener contracciones intestinales más fuertes y largas de lo normal, provocando gases, hinchazón y diarrea. O tener débiles contracciones intestinales retrasando el paso de alimentos. Puede tener alterado su sistema nervioso haciéndole experimentar mayor malestar cuando su abdomen se distiende.

Es más probable tener colon irritable si se tiene menos de 45 años, se es mujer, si tiene familiares con esta condición o tiene un problema de salud mental, ansiedad, depresión o un trastorno de personalidad.

Las paredes de los intestinos están cubiertas de músculo liso que se contrae a un ritmo coordinado haciendo circular los alimentos desde el estómago hasta el recto. Las señales entre el cerebro y el intestino pueden hacer que su cuerpo reaccione de manera exagerada a los cambios que normalmente ocurren y puede provocar dolor, diarrea o estreñimiento.

Estrés

Muchas personas con colon irritable empeora durante períodos de estrés y puede agravar los síntomas.

Hormonas

Es dos veces más de probable sufrir colon irritable si se es mujer y se cree que los cambios hormonales juegan un papel ya que los síntomas de muchas mujeres empeoran durante sus períodos menstruales.

Alimentación

Las alergias alimentarias e intolerancias se están investigando aunque no se entienden todavía claramente, pero muchas personas desarrollan síntomas más severos al comer ciertos alimentos.

Enfermedades

Otras enfermedades pueden desencadenar colon irritable como una gastroenteritis o un sobrecrecimiento bacteriano en el intestino.

 

Diagnóstico del colon irritable

Generalmente no hay signos específicos para diagnosticar el colon irritable por lo que se hace descartando otras condiciones. Los investigadores han desarrollado criterios diagnósticos para los trastornos gastrointestinales en las que el intestino parece normal pero no funciona correctamente.

Según estos criterios, debe tener síntomas como dolor abdominal y malestar que duren al menos tres días al mes en los últimos tres meses, asociada con alivio con la defecación, tener defecación incompleta, mucosidad en las heces y cambios en la consistencia de las heces. Cuantos mas síntomas mayor será la probabilidad de diagnosticar colon irritable.

Algunos signos que requieren pruebas adicionales incluyen: pérdida de peso repentina, mas de 50 años de edad, náuseas, fiebre, sangrado rectal, vómito recurrente, diarrea nocturna persistente o anemia ferropénica que pueden ser síntomas de cáncer de colon.

El médico puede recomendar varias pruebas, como estudios de heces para detectar infección o mala absorción, o para descartar otras causas.

Colonoscopia – Si tiene otros signos más graves o mas de 50 años, el médico puede realizar esta prueba para examinar el colon.

TAC – Las tomografías computarizadas de su abdomen y la pelvis pueden ayudar a su médico a descartar otras causas de sus síntomas si usted tiene dolor abdominal.

Prueba de intolerancia a la lactosa – Si no produce esta enzima puede tener problemas similares a los causados por el síndrome de intestino irritable, incluyendo diarrea, gases y dolor abdominal.

Pruebas de aliento – Si tiene sobrecrecimiento bacteriano puede tener distensión abdominal, malestar abdominal y diarrea. Esto es más común entre las personas que han tenido cirugía del intestino o que tienen diabetes.

Prueba de la celiaquia – Puede causar signos y síntomas como los de síndrome de intestino irritable.

Colon irritable

 

 

Tratamiento del colon irritable

El tratamiento del colon irritable se centra en el tratamiento de los síntomas. En la mayoría de los casos, se pueden controlar los síntomas leves aprendiendo a manejar el estrés y haciendo cambios en su dieta y estilo de vida. Si los problemas son moderados o severos puede que necesite medicación.

Trate de evitar los alimentos que desencadenan los síntomas. Haga ejercicio, beba mucho líquido y dormir lo suficiente mejora los síntomas. Si tiene depresión o estrés que tiende a agravar los síntomas puede acudir a un psicólogo.

Cambios en la dieta

Alimentos que producen gases

Si usted tiene hinchazón, malestar o tiene muchos gases el médico puede sugerir eliminar de su dieta bebidas gaseosas, evitar verduras como la col, el brócoli o la coliflor y las frutas crudas.

Gluten

Algunas personas mejoran los síntomas de la diarrea si dejan de comer gluten aunque la evidencia no es clara.

Hidratos fermentados

Algunas personas son sensibles a los hidratos de la fructosa, lactosa y otros que se encuentran en ciertos granos, verduras, frutas y productos lácteos, aunque no les molesten.

Tomar mas fibra

Tomar fibra puede ayudar a controlar el estreñimiento. Si le provoca hinchazón puede tomar suplementos.

Medicación

Antidiarreicos – Pueden ayudar a controlar la diarrea pero algunos pueden producir hinchazón.

Anticolinérgicos/antiespasmódicos – Pueden ayudar a aliviar los espasmos dolorosos del intestino y se utilizan a veces para personas que tienen ataques de diarrea, pero puede empeorar el estreñimiento y puede llevar a otros síntomas, como dificultad para orinar.

Antidepresivos – Si los síntomas incluyen dolor o depresión, el médico puede recomendar un antidepresivo o un inhibidor de la recaptación de serotonina que ayudan a aliviar la depresión, así como inhibir la actividad de las neuronas que controlan los intestinos. Los efectos secundarios de estos medicamentos son somnolencia y estreñimiento.

Antibióticos – Si sus síntomas son debido a un crecimiento excesivo de bacterias en su intestino pueden beneficiarse del tratamiento antibiótico.

Medicamentos específicos para el colon irritable

Esta medicación se receta cuando los pacientes no responden a ninguno de los tratamientos anteriores.

Alosetron – Actúa relajando el colon y ralentizando el movimiento de la parte inferior del intestino. Está diseñado para casos severos de diarrea en mujeres que no han respondido a otros tratamientos. Tiene efectos secundarios poco frecuentes pero serios.

Lubiprostona – Actúa aumentando la secreción de líquido en el intestino delgado para ayudar con el paso de las heces para mujeres con estreñimiento severo. No está demostrado su eficacia en hombres y sus efectos secundarios incluyen náuseas, diarrea y dolor abdominal.

Dejar respuesta