Hueso coxal – Que es, definición, anatomía

Hueso coxal - Que es, definición, anatomía

El hueso coxal es un hueso grande, aplanado, irregularmente formado de la pelvis que consiste en el ilíaco, el isquion y el pubis que se han fundido en el adulto, y el acetábulo, que es el punto en el cual los tres huesos se encuentran. Se une a su par en el lado opuesto en la línea media y juntos forman los lados y la pared anterior de la cavidad pélvica. Consta de tres partes, el hueso ilíaco, el isquion y el pubis, que son distintos entre sí en el sujeto joven, pero se fusionan en el adulto y la unión de las tres partes ocurre en una cavidad articular llamada acetábulo que se sitúa cerca del centro de la superficie externa del hueso.

Los dos huesos coxales se unen a la sínfisis púbica y junto con el sacro y el coxis comprenden el componente esquelético de la pelvis. Están conectados al sacro, que forma parte del esqueleto axial, en la articulación sacroilíaca. Cada hueso de la cadera está conectado con el fémur correspondiente formando la conexión primaria entre los huesos de la extremidad inferior y el esqueleto a través de la articulación de la cadera.

 

El hueso coxal se divide en diferentes partes que se fusionan entre si para formarlo:

El ilíaco es la porción amplia superior que extiende hacia arriba del acetábulo.

El isquion es la porción más baja y más fuerte del hueso hacia abajo del acetábulo, se amplía en una tuberosidad grande, y entonces, curvándose hacia adelante forma con el pubis una abertura grande que es el agujero obturador.

El pubis se extiende medial y hacia abajo desde el acetábulo y se articula en la línea media con el hueso del lado opuesto formando la parte anterior de la pelvis.

Dejar respuesta