Inteligencia emocional – Que es, definición, tipos, habilidades, componentes

Qué es inteligencia emocional Definición, tipos, habilidades y componentes

La definición de inteligencia emocional es la capacidad para identificar y gestionar sus propias emociones y las emociones de los demás. La inteligencia emocional se refiere a una habilidad para reconocer el significado de la emoción y sus relaciones para razonar y resolver problemas sobre la base de ellos.

La inteligencia emocional está implicada en la capacidad de percibir emociones, asimilar los sentimientos relacionados con la emoción, comprender la información de esas emociones y gestionarlas.

En términos prácticos de inteligencia, esto significa ser consciente de que las emociones pueden conducir nuestro comportamiento e impactar a otras personas positiva y negativamente, y aprender a gestionar esas emociones, tanto las nuestras como las de otros, especialmente bajo presión.

Generalmente se dice que incluyen tres habilidades:

1. Toma de conciencia emocional, incluyendo la habilidad de identificar sus propias emociones y las de los demás.

2. Capacidad de aprovechar las emociones y aplicarlas a tareas como pensar y resolver problemas.

3. Capacidad de manejar las emociones, incluyendo la capacidad de regular tus propias emociones y la capacidad de animar o calmar a otra persona.

 

Qué es inteligencia emocional Definición, tipos, habilidades y componentes

 

Tipos de la inteligencia emocional

 

Conciencia de uno mismo

Parte de la inteligencia emocional es la capacidad de reconocer y entender los estados de ánimo personales y emociones así como su efecto sobre los demás. Las características de esta conciencia incluyen confianza en uno mismo, autoevaluación realista y autocrítica. La conciencia de sí mismo depende de la capacidad para controlar el propio estado de emoción y para identificar correctamente y nombrar emociones.

Capacidad de autoregulación

Es la capacidad para controlar o redirigir impulsos disruptivos, estados de ánimo y la propensión a suspender el juicio y a pensar antes de actuar. Entre sus características incluyen la confiabilidad e integridad, comodidad con la ambigüedad y la apertura al cambio.

Motivación interna

Una pasión por trabajar por razones internas que van más allá del dinero y el estatus, que son recompensas externas, como una visión interna de lo que es importante en la vida, alegría en hacer algo, curiosidad en el aprendizaje, entusiasmo al estar inmerso en una actividad. Una propensión a perseguir metas con energía y persistencia. Entre sus características incluyen un fuerte impulso para lograr las metas, optimismo ante el fracaso y compromiso.

Empatía

La capacidad de entender las emociones de otras personas para tratarlas según sus reacciones emocionales. En un contexto educativo la empatía a menudo se cree que incluyen, o conducen a, la simpatía, que implica preocupación, o atención o el deseo de suavizar las emociones negativas o experiencias en otros. Es importante tener en cuenta que la empatía implica necesariamente compasión.

Habilidades sociales

Es la competencia en gestión de relaciones y construcción de redes. La habilidad de encontrar un terreno común y construir a partir de ahí. Sus características incluyen eficacia en el cambio , persuasión y conocimientos en construcción de equipos.

 

Qué es inteligencia emocional Definición, tipos, habilidades y componentes

 

Habilidades de la inteligencia emocional

 

Ser consciente de tus emociones

Mayoría de las personas siente muchas emociones diferentes durante todo el día. Algunos sentimientos duran unos pocos segundos y otros pueden permanecer más tiempo, creando un estado de ánimo como alegría o tristeza. En la inteligencia emocional poder notar y etiquetar con precisión esos sentimientos todos los días es la más básica de todas las habilidades.

Ser consciente de las emociones

Simplemente notando como se siente nos ayuda a gestionar nuestras propias emociones. También nos ayuda a entender cómo se sienten otras personas. Mucha gente puede pasar todo el día sin darse cuenta de sus emociones. Hacerlo un hábito diario para aprender a estar al tanto de tus emociones.

Empatía

La empatía nos ayuda a cuidar de otros,construir relaciones y buenas amistades. Nos orienta sobre qué decir y cómo comportarnos cerca de una persona que siente emociones fuertes.

Entender cómo otros se sienten y por qué es importante ya que las personas están diseñadas naturalmente para tratar de comprender a otros y ser capaz de imaginar cómo podrían sentirse otras personas en ciertas situaciones. Se trata también de comprender por qué sienten lo que hacen.

Manejo de reacciones emocionales

Todos nos enfadamos o tenemos decepciones. A menudo es importante expresar lo que sientes. Pero dirigiendo la reacción significa saber cuándo, dónde y cómo expresarlo.

Cuando usted entiende sus emociones y sabe gestionarlas, puede usar el autocontrol para mantener una reacción si no es el momento o lugar para expresarlo para no reaccionar a las emociones de una manera irrespetuosa, intensa o nociva.

Elegir su estado de ánimo

Parte de la gestión de las emociones es elegir nuestro estado de ánimo. Tenemos el poder para decidir qué estado de ánimo es el adecuado para una situación y entrar en ese estado de ánimo. Elegir el estado de ánimo adecuado puede ayudar a concentrarse en una tarea o intentarlo. Podemos controlarlos al saber que es mejor para una situación particular y cómo entrar en ese estado de ánimo.

 

La inteligencia emocional evoluciona

La inteligencia emocional es algo que se desarrolla a medida que envejecemos. Si no, todos los adultos actuarían como niños, expresando sus emociones físicamente a través de llorar, golpear, gritar y perder el control. Algunas de las habilidades que componen la inteligencia emocional se desarrollan antes. La habilidad del manejo de reacciones emocionales y elegir un estado de ánimo puede parecer más difícil de dominar. Eso es porque la parte del cerebro que es responsable de la autogestión madura con la edad pero la práctica ayuda a desarrollar esas vías del cerebro.

Podemos trabajar para construir habilidades de inteligencia emocional más fuertes para acabar por reconocer lo que sentimos, comprender cómo llegamos allí, entender cómo los otros se sienten y por qué y poner nuestras emociones sinceras cuando queremos.

Dejar respuesta