Papanicolau o citología vaginal

papanicolau

La prueba de Papanicolau es un procedimiento de cribado para el cáncer de cuello uterino. La prueba testa la presencia de células precancerosas o cancerosas en el cuello uterino. El procedimiento de Papanicolau se realiza en el consultorio del médico y se realiza raspando suavemente células del útero para luego ser examinadas a través del microscopio. Puede ser incómoda pero no suele causar dolor.

 

Que es el Papanicolau

En la prueba de Papanicolau se toma una pequeña muestra de tejido del cuello del útero que es la porción inferior y estrecha del útero que se une con el extremo superior de la vagina. El examen comprueba si hay cambios en el cuello del útero y detecta anomalías como las células cancerosas o células que podrían convertirse en en un cáncer cervicouterino.

El propósito principal de una prueba es identificar cambios celulares en el cuello uterino, que podría ser causada por el virus del papiloma humano, como la detección de células cancerígenas pudiendo tratarlo antes de que se convierta en un problema. La prueba no detecta enfermedades de transmisión sexual.

Las mujeres debe realizarse citologías a los 21 años. Y puede necesitar exámenes más frecuentes si tiene VIH, tiene un sistema inmunitario debilitado por la quimioterapia o tiene un trasplante de órganos y si son mayores de 30 años. Si tiene el virus del papiloma humano puede tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino por lo que necesita realizar la prueba con mas frecuencia. Las mujeres mayores de 65 años con un historial de resultados normales pueden no necesitarlo tan a menudo.

 

papanicolau

Preparación para el Papanicolau

Se puede hacer prueba en su examen ginecológico anual o solicitar una cita con su ginecólogo. Si usted tiene la menstruación el día de la prueba su médico querrá cambiar la fecha de la prueba ya que los resultados pueden ser menos precisos. Evite las relaciones sexuales y las duchas vaginales el día antes de su prueba ya que pueden interferir con los resultados. En la mayoría de los casos se hace una prueba en las primeras 24 semanas de embarazo y se debe esperar 12 semanas después del parto para aumentar la precisión de los resultados. Es importante mantenerse relajada durante la prueba para sentir menos molestias.

Abstenerse de relaciones sexuales en las 48 horas previas a la toma.

Menstruación terminada 4 días antes.

Lavarse externamente con agua y jabón, no haga lavados internos.

No usar tratamientos tópicos 5 días antes a la prueba

 

Procedimiento de Papanicolau

El procedimiento puede ser un poco incómodo pero es muy rápido. Durante el procedimiento la paciente se tumba en una mesa de examen con sus piernas separadas y los pies en los estribos. El médico inserta un espéculo en la vagina para mantener abiertas las paredes vaginales.

Su médico raspa una pequeña muestra de las células de su cuello uterino. La mayoría de las mujeres siente una ligera presión e irritación durante el raspado. La muestra de las células se envía a un laboratorio para analizar la presencia de células anormales.

Después puede sentir una molestia leve o un sangrado vaginal leve inmediatamente después de la prueba. Avise a su médico si el malestar o sangrado continúa días después.

 

Resultados de la prueba de Papanicolau

La prueba de Papanicolau es molesta pero también es muy precisa y reduce las tasas de cáncer de cuello uterino y la mortalidad en un 80%.

Hay dos posibles resultados de una prueba de Papanicolau, que sea normal o anormal.

Normal o negativo

Si tus resultados son normales o negativos quiere decir que ninguna célula anormal fue identificada. Si tus resultados son normales generalmente no necesita otra prueba en tres años.

Anormal o positivo

Si los resultados son anormales significa que hay células anormales, algunas de los cuales podrían ser precancerosas. Hay varios niveles de células anormales:

Atipia

Leve

Moderada

Displasia severa

Carcinoma

Las células anormales leves son más frecuentes que las severas. Dependiendo del resultado de prueba su médico puede recomendarle un procedimiento llamado colposcopia para ver más claramente los tejidos vaginales y cervicales, y en algunos casos puede tomar una biopsia de su tejido cervical.

 

Preguntas habituales del papanicolau

 

Cada cuanto hay que hacerse la prueba

La frecuencia con la que necesita se determina por varios factores, incluyendo su edad y riesgo. Las pautas actuales recomiendan una prueba cada tres años a partir de 21 años de edad. Las mujeres entre 30 a 65 deben hacerse la prueba cada cinco años. Las mujeres con ciertos factores de riesgo pueden necesitarlo mas a menudo y seguir exámenes de cáncer cervical más allá de los 65 años.

<21 años de edad sin actividad sexual, sin factores de riesgo conocidos ninguno necesario

<21 años sexualmente activa cada 3 años

21-29 años cada 3 años

30-65 años cada 3-5 años si la prueba y la prueba del VPH son negativas

65 años o más puede que ya no lo necesite

 

¿La prueba de Papanicolau duele?

No debería doler. Se experimenta incomodidad o malestar brevemente aunque algunas mujeres experimentan un leve sangrado después.

 

Cuánto tiempo tardan los resultados

Algunos laboratorios necesitan tres días para procesar los resultados pero la mayoría de los médicos dan cita para los resultados en unas tres semanas. No se preocupe. Incluso si usted tiene un resultado anormal no significa necesariamente que tenga cáncer.

 

Qué pasa si la prueba sale positiva

Significa que presenta células anormales. Su médico puede pedir una prueba de VPH si no se realizó y también puede repetirla para determinar si necesita exámenes de control.

Muchas veces los cambios celulares desaparecen sin tratamiento, especialmente si la prueba de VPH no muestra ninguna infección. Si usted está cerca de la menopausia y tiene células cervicales anormales, pero sin virus del papiloma humano, su médico puede recetarle una pomada de estrógenos durante unas semanas.

Dejar respuesta