Serotonina y dopamina – Que son, funciones, como aumentarlas

Serotonina y dopamina

La serotonina y dopamina actúan en el cerebro que es un complejo sistema de neuronas que se comunican a través de la liberación y la toma de sustancias químicas conocidas como neurotransmisores. Estos dos de estos neurotransmisores juegan un papel importante en la regulación del estado de ánimo, el sueño, el apetito o el movimiento.

Los medicamentos como los antidepresivos actúan evitando la captación de serotonina por las neuronas para que permanezca en el cerebro mejorando el estado de ánimo y aliviando los síntomas de depresión. La dopamina también juega un papel en el estado de ánimo, el placer y otras emociones. Pueden aumentar los niveles de serotonina y dopamina haciendo cambios en el estilo de vida.

Si usted ha sido adicto a un comportamiento, no tiene motivación para completar una tarea, o ha sufrido de depresión, las sustancias químicas del cerebro puede ser la causa. En el centro de estos comportamientos están estos dos neurotransmisores de gran alcance que se producen naturalmente en su cerebro y le ayudan a resistir la depresión y otros trastornos del estado de ánimo.

Los movimientos del cuerpo requieren dopamina para generar movimientos normales como caminar. Los niveles bajos de dopamina como ocurre con el Parkinson causan una falta de movimientos fluidos volviendose rigidos.

La levodopa es un medicamento utilizado para aumentar los niveles de dopamina y restablecer el movimiento normal en las personas con Parkinson. La dosis es difícil de ajustar, y demasiada dopamina puede causar movimientos incontrolados como temblores y sacudidas. A diferencia de la dopamina, el papel de la serotonina en el movimiento no es tan claro. La serotonina es necesaria para el movimiento normal y puede manejar los efectos de otros neurotransmisores.

 

Control de impulsos

La dopamina puede tener un papel en la adicción y el control de impulsos. Algunas personas con Parkinson tratadas con dopamina desarrollan comportamientos adictivos, que pueden incluir el juego compulsivo, comportamientos repetitivos o hipersexualidad.

La dopamina está implicada en otros trastornos de control de impulsos, como el trastorno por déficit de atención y hiperactividad. Pero la relación entre la dopamina y el control de impulsos es compleja, y no está claro por qué los medicamentos con dopamina mejoran los síntomas para algunas personas con TDAH, pero los empeoran para otros.

En cambio, la serotonina disminuida está ligada al abuso de sustancias. La serotonina puede contribuir al estado alterado y aumentar el ansia ya que algunos de los efectos de la serotonina pueden deberse a su influencia en otros neurotransmisores.

La dopamina es importante para la atención, la motivación y el comportamiento actuando para reforzar comportamientos positivos. La cocaína y las anfetaminas aumentan la dopamina y pueden hacer que estos fármacos sean más adictivos. En contraste, la serotonina es importante para la calma y el bienestar emocional.

Mientras que los desequilibrios en la serotonina y la dopamina están relacionados con la depresión y los trastornos de ansiedad, la serotonina disminuida está vinculada a una mayor impulsividad y un mayor riesgo de suicidio. Aumentar la serotonina puede reducir la impulsividad y es ampliamente utilizada para reducir el riesgo de suicidio. El éxtasis que aumenta tanto la serotonina y la dopamina y causa la elevación del estado de ánimo, probablemente funciona generando una gran liberación de serotonina.

 

Serotonina y dopamina

 

Factores de estilo de vida

La actividad física regular es importante para la función cerebral normal y el ejercicio sostenido aumenta el nivel de serotonina en el cerebro y la serotonina puede desempeñar un papel clave en la preservación de la función cerebral.

A medida que se envejece la cantidad de serotonina y dopamina disminuye lo cual está relacionado con un aumento de la depresión. El ejercicio puede aumentar la serotonina cerebral, incluso para los adultos mayores, lo que sugiere que el ejercicio regular puede actuar como un antidepresivo natural y una estrategia antienvejecimiento para el cerebro. Se necesitan estudios más grandes para confirmar la relación entre el ejercicio y la liberación de la dopamina en el cerebro.

La luz brillante, que se usa para tratar la depresión estacional, puede aumentar los niveles de serotonina, y se ha sugerido que a medida que la gente pasa más tiempo en el interior, los niveles de serotonina pueden disminuir mientras aumenta la depresión. La luz brillante también regula los ritmos circadianos y algunos estudios sugieren que la dopamina es necesaria para esto.

La dopamina baja se asocia a menudo con desordenes del sueño y problemas para permanecer despierto. Su médico puede proporcionar la mejor orientación sobre cómo mantener un equilibrio saludable en sus neurotransmisores.

 

 

Como subir los niveles de serotonina y dopamina

Consulte con su médico antes de hacer cambios significativos en su estilo de vida para aumentar la serotonina y dopamina. Consulte a su médico si usted está experimentando un estado de ánimo deprimido que está causando perdida de calidad de vida en sus tareas diarias.

Ejercicio

Realice una actividad física regular durante al menos 30 minutos cinco días a la semana. El ejercicio se ha encontrado consistentemente en varios estudios que mejora el estado de ánimo por un mejor funcionamiento de la serotonina en el cerebro.

El ejercicio regular aumenta la cantidad de triptófano, que es un precursor de la serotonina. Este efecto continúa después del ejercicio lo que sugiere que los niveles de serotonina siguen aumentando en el cerebro.

Luz

Aumente su exposición a la luz brillante. Un estudio encontró que los animales de laboratorio expuestos a la luz brillante tenían mayores niveles de dopamina en la retina. Varios estudios han demostrado que la exposición a la luz brillante como la luz solar aumenta los niveles de serotonina en el cerebro. Ahora la gente está generalmente en interiores cuando trabajan y esto se correlaciona con un número creciente de individuos que reciben tratamiento para la depresión.

Dieta

Coma una dieta que incluya alimentos ricos en precursores de dopamina y evite los alimentos que afectan negativamente los niveles de dopamina. Los alimentos que contienen precursores de dopamina incluyen almendras, aguacates, productos lácteos y semillas de calabaza.

Coma una dieta más saludable que incluya estos alimentos ricos en triptófano y reduce el consumo de alimentos procesados con alto contenido de azúcar y grasas saturadas.

Estrés

Aprenda a lidiar con el estrés usando técnicas como las imágenes guiadas o la meditación que pueden ayudarle a aprender a manejar el estrés. El estrés agota la dopamina del cerebro y tiene un efecto negativo sobre el estado de ánimo y los patrones de sueño, lo que lleva a más estrés y que afectan tanto a los niveles de dopamina y serotonina.

Felicidad

Participe en actividades que le hagan feliz. Se encontró una correlación entre los niveles reportados de felicidad y la cantidad de serotonina sintetizada en el cerebro. Esto sugiere que los cambios inducidos por uno mismo en el estado de ánimo pueden aumentar el nivel de serotonina.

Tomar medidas para hacerse sentir más feliz incluye entregarse a sus pasatiempos favoritos y también puede buscar ayuda profesional.

Dejar respuesta