Tratamiento de las hemorroides

tratamiento de las hemorroides

Las hemorroides, o almorranas, pueden ser dolorosas, producen prurito e incluso pueden sangrar. Por eso le proponemos todos los tratamientos para las hemorroides y consejos disponibles para que mejore su calidad de vida.

Las hemorroides a menudo mejoran con el tiempo y sin procedimientos quirúrgicos. Comience con cambios de estilo de vida y algún producto especifico, como una pomada tópica, para tratarlas. Si después de probar nuestros consejos sus hemorroides no mejoran en dos semanas usted debe acudir al médico antes de probar cualquier medicamento.

Las hemorroides son dilataciones de las venas de la mucosa del recto o del ano. Si las venas afectadas son las del plexo superior se llaman hemorroides internas, se sitúan por arriba del conducto anal y si las venas afectadas son las del plexo inferior se llaman hemorroides externas. A veces las paredes de estos vasos sanguíneos son tan finas que las venas se protruyen y se irritan sobre todo cuando se va al baño.

Las hemorroides pueden ser internas o externas. Las hemorroides internas se desarrollan dentro del ano o del recto. Las hemorroides externas se desarrollan fuera del ano. Las hemorroides externas son las más comunes y problemáticas. Las hemorroides causan dolor, picazón y dificultad para ir al baño. Afortunadamente son tratables.

Tratamiento de las hemorroides

 

Tratamiento de las hemorroides en casa

Antes de ir a un médico pruebe estas maneras rápidas para aliviar el picor, el dolor o evitar que empeoren. Algunos de los mejores tratamientos para las hemorroides puedes hacerlos en casa y te ayudarán a evitar el estreñimiento.

Tomar baños calientes

Para aliviar el dolor y el picor remoje el área afectada en una bañera con el agua suficiente para cubrir la zona con agua tibia durante unos 15 minutos. Hágalo dos o tres veces al día y después de cada deposición. Esto ayuda a reducir la hinchazón en la zona y relaja su esfínter. Si desea lavar la zona utilice jabón neutro y no haga fuerza.

También hay baños de asiento que usted puede poner directamente en su asiento de inodoro para que sea más fácil.

Higiene y profilaxis

Es muy importante limpiar bien su ano con agua tibia durante la ducha o baño todos los días. Pero no utilice jabón en la zona ya que puede agravar las hemorroides.

Evite usar papel higiénico áspero o seco después de ir al baño. Si tiene dolor o mucha sensibilidad puede utilizar un paño húmedo.

Utilizar frio

Ponga un pequeño pack de frío en la zona varias veces al día, ya que puede reducir el dolor y bajar la inflamación por un tiempo. O puede usar una compresa fría en la zona durante unos minutos para bajar la hinchazón.

Analgésicos y pomadas

Puede usar cremas o ungüentos para los síntomas de hemorroides. Puede utilizar una crema de hidrocortisona al 1% crema en la piel fuera del ano para aliviar el picor. Pero no lo use más de una semana a menos que su médico se lo indique. Los analgésicos como la aspirina o el ibuprofeno pueden ayudar con el dolor.

No se rasque

Si se rasca podría dañar la piel y empeorar la irritación haciendo que el prurito empeore.

Utilice ropa interior suelta y suave

Utilice ropa interior de algodón, preferiblemente suelta y suave para la piel. Asi mantiene el área ventilada y disminuye la humedad de la zona que pueden molestar las hemorroides

Tratamiento de las hemorroides

Hábitos saludables al ir al baño

Reduzca el tiempo sentado en el water

Si usted no puede defecar después de unos minutos, no espere mas ni fuerce su cuerpo. Trate de empezar una rutina donde va a la misma hora cada día.

Utilice papel higiénico suave

Si el papel higiénico es irritante, trate de humedecer primero. O use toallitas humedecidas previamente.

No aguante el impulso

Cuando sienta que tiene que ir, hágalo. No espere un mejor momento o lugar. Si las heces suben puede conducir a más presión y esfuerzo después. Vaya tan pronto como usted pueda cuando usted siente el impulso.

Pruebe una posición en cuclillas

Ponga un banco corto bajo sus pies cuando vaya al baño. El tener las rodillas levantadas al sentarse en el inodoro cambia la posición de su funcionamiento interno y facilita los movimientos intestinales.

 

Tratamientos médicos para las hemorroides

Si los tratamientos caseros no le ayudan con las hemorroides y los síntomas son severos o no están mejorando después de un par de semanas, su médico puede hacer un procedimiento para reducir o eliminar las hemorroides. Muchos pueden realizarse en una consulta medica.

Los tratamientos médicos son efectivos, pero a menos que cambie su dieta y estilo de vida, las hemorroides pueden volver.

Inyecciones

El médico puede inyectar una hemorroide interna con una solución para crear una cicatriz y cerrar la vena que genera la hemorroide.

Ligadura con banda elástica

Este procedimiento se realiza en hemorroides prolapsadas que asoman fuera del ano. El médico coloca una pequeña banda alrededor de las hemorroides que elimina su suministro de sangre, por lo que al cabo de una semana las hemorroides se secan y se caen.

Cauterización de la hemorroide

El médico hará una pequeña quemadura para extraer tejido y sellar el extremo de las hemorroides con un láser o una luz infrarroja, causando que se cierre y se reduzca de tamaño. Este método se utiliza para las hemorroides prolapsadas.

Cirugía

El medico le propondrá una cirugía si tiene hemorroides internas grandes o hemorroides externas muy incómodas. Su médico puede querer hacer una Hemorroidectomía para quitar las hemorroides.

Tratamiento de las hemorroides

Consejos para evitar las hemorroides

Aumente la ingesta de fibra

La fibra ablanda las heces y los hace moverse más fácilmente a través del cuerpo. Lo encontrarás en frijoles, panes integrales y cereales y frutas frescas y verduras. Añadir fibra lentamente en su dieta para evitar gases y la hinchazón abdominal.

Beber abundantes líquidos

Permanecer bien hidratado es muy bueno para evitar el estreñimiento. El agua es la mejor opción. Beba en abundancia durante todo el día. El zumo de ciruela es un laxante natural y puede ayudar a ir al baño.

Haga ejercicio con regularidad

Haga ejercicio para mantener activo su cuerpo y mejore su movilidad intestinal , incluso caminar 30 minutos cada día puede ayudar.

Dejar respuesta