Aclorhidria – Que es, definición, síntomas, causas, tratamiento

La definición de aclorhidria significa la ausencia de ácido clorhídrico en las secreciones gástricas y ha sido definido en referencia a la secreción ácida gástrica. Es una deficiencia de ácido clorhídrico en los jugos digestivos del estómago.

El ácido clorhídrico es un componente importante de la digestión. Se secreta por las células de la mucosa gástrica y actúa con otras enzimas como la pepsina para digerir los alimentos. Si se afecta la secreción de ácido clorhídrico la digestión normal de alimentos se deteriora. El ácido clorhídrico también desempeña un papel importante en la conversión de pepsinógeno en pepsina que requiere un ambiente ácido para funcionar adecuadamente. Sin pepsina, la descomposición de las proteínas en el estómago se deteriora.

En primer lugar, aclorhidria ha sido definida por un ph intragástrico superior a 5.09 en hombres y mayor de 6,81 en mujeres. El ph alto resultante impide la digestión de la comida y puede ser causada por una anemia perniciosa, una gastritis crónica o una enfermedad tiroidea. La aclorhidria está asociada con metaplasia intestinal de la mucosa gástrica, que puede llevar a la displasia y por lo tanto se considera una condición premaligna.

Síntomas de aclorhidria

No existen signos específicos y síntomas asociados con la aclorhidria por lo que la mayoría de las características clínicas observadas son consecuencia del bajo contenido de ácido gástrico.

– Infecciones gastrointestinales, gastroenteritis infecciosa, vómitos y diarrea ya que le ácido gástrico juega un papel importante en la destrucción de microorganismos que entran en el tracto gastrointestinal.

– Deterioro de la función digestiva debido a la falta del ácido gástrico.

– Entumecimiento, hormigueo o ardor de los miembros, deterioro de la visión, y anemia por un síndrome de mala absorción.

 

Causas de aclorhidria

Algunas de las causas de aclorhidria incluyen

– Cáncer de estómago o un tumor de páncreas también puede causar aclorhidria.

– Uso excesivo de inhibidores de la bomba de protones que se utiliza para reducir la secreción ácida gástrica en casos de reflujo gastroesofágico.

– Infección por Helicobacter pylori del estómago.

– Exceso bacteriano del intestino en la flora intestinal normal.

– Causas autoinmunes del estómago que alteran la producción de ácido clorhídrico.

– Resección gástrica o bypass gástrico.

Tratamiento de aclorhidria

El tratamiento es para el bajo contenido de ácido gástrico y depende de la causa de la aclorhidria:

En el caso de aclorhidria debido a la infección de helicobacter pylori, se usan antibióticos y un inhibidor de la bomba de protones durante 14 días o más para erradicar las bacterias del estómago y el duodeno.

Si es causada por tumores necesita una resección quirúrgica y quimioterapia. Sin embargo, estas modalidades de tratamiento también pueden provocar aclorhidria.

En causas autoinmunes se usan dosis bajas de corticoesteroides para reducir la inflamación de las células parietales y gastroenteritis eosinófila.

Si el paciente tiene deficiencias vitamínicas o anemia perniciosa puede necesitar suplementos nutricionales, especialmente de vitamina B12 y tiamina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here