Familia – Que es, concepto, significado, tipos, importancia

La familia es la unidad básica de la sociedad que consiste tradicionalmente en dos padres que crían a sus hijos; también se considera cualquiera de las diversas unidades sociales que difieren de la familia tradicional pero se consideran equivalentes a ésta.

Respecto al concepto de familia es diverso y se puede abordar de muchas maneras; en cada una de ellas subyace una idea fundamental sobre la estructura y su función en la sociedad.

Unos definen que es la familia basándose en el parentesco considerándolo un grupo de personas que comparten antepasados comunes o una unidad social básica compuesta por padres e hijos. Algunos afirman que el parentesco biológico es el elemento definitorio, otros afirman que las familias pueden ser un conjunto combinado de individuos relacionados por el matrimonio, la adopción, la pareja o la amistad.

 

Algunos la definen puramente en términos de compartir un hogar como individuos que viven juntos. La manera en que los individuos entienden que el concepto está influenciado por la cultura, la religión, la ley y la política.

La definición de familia ha evolucionado y ahora la definimos de manera diferente, y la nueva definición cambia. La antigua definición era un hombre y una mujer que estaban casados, y sus hijos. Un abuelo podría vivir con y ser parte de la familia también. En el siglo XX el ideal era un padre, una madre y los hijos que tenían.

La definición actual es mas abierta e inclusiva ya que una familia puede ser dos padres de cualquier sexo, casados o no, y los niños pueden haber nacido de uno de los padres, ambos padres, o ser adoptados.

Según la sociología la familia es un grupo doméstico íntimo de personas emparentadas entre sí por lazos de sangre, apareamiento sexual o vínculos legales. Ha sido una unidad social muy resistente que ha sobrevivido y se ha adaptado a través del tiempo.

La familia actúa como base de la socialización de los niños, mediante la cual el niño aprende primero los valores y normas básicos de la cultura en la que crecerá. un niño necesita ser cuidadosamente criado, amado y moldeado en individuos responsables con buenos valores. Por lo tanto, es importante proporcionarles el mejor cuidado para que se conviertan en individuos física y emocionalmente fuertes.

 

Se considera que la familia es el principal pilar de una comunidad ya que la estructura familiar y la educación influyen en el carácter social y la personalidad de una sociedad determinada. Es donde todos aprenden que es el amor, a cuidar, a ser compasivos, a ser éticos, a ser honestos, a tener sentido común, aprendiendo los valores que son esenciales para vivir en comunidad.

La cuestión de lo que lo constituye está en debate, los sociólogos tienden a definir a la familia más en términos de la manera en que los miembros se relacionan entre sí que en una estricta configuración de roles de estatus. Es un grupo socialmente reconocido generalmente unido por sangre, matrimonio, cohabitación o adopción que forma una conexión emocional y sirve como una unidad económica de la sociedad.

Los sociólogos identifican los diferentes tipos basándose en cómo uno entra en ellas. Una familia de orientación se refiere a la familia en la que nace una persona. Una familia de procreación describe una que se forma a través del matrimonio.

 

Las familias son grupos en los que los participantes se ven a sí mismos como miembros y actúan en consecuencia. En otras palabras son grupos en los que las personas se reúnen para formar una fuerte conexión de grupo y mantener lazos emocionales entre sí durante un largo período de tiempo. Tales pueden incluir grupos de amigos cercanos o compañeros de equipo.

La perspectiva funcionalista considera a las familias como grupos que desempeñan funciones vitales para la sociedad, tanto para la familia como para la sociedad en su conjunto y proveen el bienestar físico, emocional y social del otro. Los padres cuidan y socializan a sus hijos. Más adelante en la vida, los hijos adultos a menudo cuidan de los padres ancianos.

La familia es, de hecho, un concepto subjetivo, pero es un hecho bastante objetivo que es muy importante para las personas. En una encuesta el 76% de los adultos encuestados afirmaron que la familia es el elemento más importante de su vida, sólo el 1% dijo que no era importante.

También es muy importante para la sociedad y aunque el diseño de la familia puede haber cambiado en los últimos años, los fundamentos de la cercanía emocional y el apoyo todavía están presentes. La mayoría de los que respondieron a la encuesta declararon que su familia hoy en día está por lo menos tan cerca o más cerca que la familia con la que crecieron.

 

Tipos de familias

Una forma de evitar el problema de definir una familia es distinguir cuidadosamente entre diferentes tipos de familias. Debido a la diversidad dentro de la vida familiar actual sugieren que es mejor usar una definición más amplia que incluye una variedad de tipos de familia definiendola como un grupo de personas que están emparentadas ya sea por sangre, por matrimonio o forma similar de relación comprometida.

Algunos de los tipos más comunes incluyen:

Familia nuclear – dos padres con hijos biológicos que viven en un mismo hogar

Familia extendida – Parientes como tíos/tías o abuelos residen permanentemente en el mismo hogar que aquellos que componen la familia nuclear.

Familia monoparental – un adulto con uno o más hijos viviendo en un mismo hogar

Familia reconstituida – dos parejas que viven en un hogar compartiendo las tareas parentales de uno o más niños, pero sólo uno de ellos es el padre biológico.

 

Importancia de la familia

La importancia de la familia es capital en la sociedad. Los beneficios de vivir en una familia son numerosos:

Satisfacer necesidades básicas

Se encarga de satisfacer las necesidades básicas de aquellos miembros de la familia que no pueden mantenerse por sí mismos o que no pueden permitirse el lujo de vivir. Las necesidades básicas como comida, agua, refugio y aire limpio son accesibles cuando un miembro puede mantener a toda su familia.

Apoyo

Las familias saludables ofrecen casi todo tipo de apoyo a cada miembro: financiero, social, emocional y práctico. La importancia de la familia como base para la estabilidad y el progreso a través del apoyo continuo.

Sentimiento de pertenencia

En el siguiente nivel están las necesidades de seguridad seguidas por las necesidades y pertenencia. Estas necesidades son casi tan esenciales como las necesidades básicas.

Seguridad Financiera

Una familia que funciona bien proporciona seguridad financiera para todos los que viven en el hogar. En primer lugar, los miembros que pueden trabajar contribuyen al menos con una parte de sus ingresos para ayudar a satisfacer las necesidades de todos y prosperar. Combina recursos para pagar las cuentas y administrar su dinero para asegurar que las necesidades financieras siempre sean atendidas.

Felicidad

Una familia sana encontrará satisfacción y las personas que están en familias sanas son más propensas a encontrar alegría todos los días que las que no lo están.

Salud

Las personas que tienen hijos que viven con ellos tienden a ser mas saludables ya que comen alimentos más sanos, dejan de fumar, reducen su consumo de alcohol y pueden mantenerse más activos.

Beneficios de salud para los niños

Los niños disfrutan de un estilo de vida saludable cuando viven en una familia sana. Tienen comidas saludables, se les anima a que se levanten y se muevan, disfruten del tiempo al aire libre y reciban atención médica inmediata cuando sea necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here