Función de los pulmones

La función de los pulmones principal es el proceso de intercambio de gases llamado respiración, en la que el oxígeno del aire entra en la sangre, y el dióxido de carbono, que es un gas de desecho del metabolismo, sale de la sangre. Si se tiene la función pulmonar reducida o alguna de las enfermedades pulmonares la capacidad de los pulmones para intercambiar gases se reduce. También tiene otras muchas funciones de las hablaremos posteriormente.

La respiración es una parte del proceso que proporciona a nuestro cuerpo un suministro continuo de oxígeno que nos mantiene vivos. El oxígeno entra en nuestros pulmones como parte del aire que respiramos dirigiéndose a los vasos sanguíneos en nuestros pulmones para luego dirigirse a todas las partes de nuestro cuerpo.

A medida que nuestro cuerpo utiliza el oxígeno, produce un producto de desecho llamado dióxido de carbono del que nos deshacemos cuando exhalamos.

Cuando inhalamos, el aire fluye a través de la nariz o la boca, a través de la garganta, a través de la laringe y a través de la tráquea. El aire entonces llega a dos grandes vías respiratorias principales que son los bronquios que posteriormente se ramifican en vías respiratorias cada vez más pequeñas llamadas bronquiolos.

El aire continúa a través de estas pequeñas vías respiratorias hasta que finalmente llega a los diminutos sacos de aire similares a un globo llamados alvéolos en los que el oxígeno es llevado a la sangre.

Los pulmones están localizados en el pecho, detrás de la caja torácica a cada lado del corazón y no son iguales en tamaño y forma. Tienen una forma más o menos cónica, con una punta redondeada en el ápice y una base más plana donde se encuentran con el diafragma.

El pulmón izquierdo tiene una hendidura que bordea el corazón y el pulmón derecho es más corto para dejar espacio para el hígado. Los pulmones están rodeados por dos pleuras pulmonares cuya capa interna recubre directamente la superficie externa de los pulmones, y la capa externa está unida a la pared interna de la caja torácica.

Mas funciones de los pulmones

La respiración es la función más importante de los pulmones, pero también realizan otras funciones muy importantes.

Equilibrar el Ph

Si los pulmones detectan un aumento en la acidez, aumentan la tasa de ventilación para expulsar más gas no deseado. Demasiado dióxido de carbono puede hacer que el cuerpo se vuelva ácido.

Filtrado

Los pulmones filtran pequeños coágulos de sangre y pueden eliminar pequeñas burbujas de aire que pueden producir embolias .

Protección

Protección contra infecciones ya que algunas membranas dentro de los pulmones secretan inmunoglobulina A que protegen a los pulmones de algunas infecciones. Los pulmones pueden actuar como amortiguadores del corazón en golpes traumaticos.

Depósito de sangre

Los pulmones pueden variar la cantidad de sangre que contienen en cualquier momento siendo ser útil, por ejemplo, durante el ejercicio. La cantidad de sangre que pueden contener los pulmones puede variar de 500 a 1,000 mililitros e interactúan con el corazón pudiendo ayudar a que el corazón funcione más eficientemente.

Limpieza de Aire y eliminación de moco

El aire contiene muchas partículas diminutas que deben ser eliminadas antes de que llegue a lo mas profundo de los pulmones. La nariz limpia parcialmente el aire atrapando partículas de suciedad y dentro de las vías respiratorias hay glándulas que producen un líquido pegajoso llamado moco. La mucosidad cubre las vías respiratorias y atrapa la suciedad y los gérmenes que se encuentran en ellas. Los cilios eliminan el moco sucio de las vías respiratorias y transportan el moco hacia la garganta donde se puede escupir o tragar.

Hidratación del aire

Si el aire que inhalamos es demasiado seco, puede dañar los pequeños sacos de aire de nuestros pulmones. Por lo tanto, el aire debe estar húmedo. Esto se hace absorbiendo agua de las vías respiratorias que proviene de los alimentos y las bebidas.

La función de los pulmones es traer aire de la atmósfera y pasar oxígeno al torrente sanguíneo. Desde allí, circula al resto del cuerpo. Para respirar, utilizamos el músculo diafragma, los músculos entre las costillas, los músculos del abdomen, y a veces incluso los músculos del cuello si tenemos un problema respiratorio.

El diafragma es un músculo que está abovedado formando dos cúpulas en la parte superior y se encuentra debajo de los pulmones produciendo la mayor parte del trabajo que implica la respiración.

A medida que se contrae, se mueve hacia abajo, permitiendo más espacio en la cavidad torácica y aumentando la capacidad de expansión de los pulmones. A medida que el volumen de la cavidad torácica aumenta, la presión interna disminuye y el aire se aspira a través de la nariz o la boca y baja hasta los pulmones.

A medida que el diafragma se relaja y regresa a su posición de reposo, el volumen pulmonar disminuye porque la presión dentro de la cavidad torácica aumenta y los pulmones expulsan el aire.

Los pulmones a medida que se expanden, el aire es aspirado en busca de oxígeno. A medida que se comprimen, los residuos de dióxido de carbono intercambiados son expulsados durante la exhalación.



Cuando el aire entra en la nariz o la boca, viaja a través de la tráquea, también llamada tráquea. Después de esto, llega a una sección llamada la carina. En la carina, la tráquea se divide en dos, creando dos bronquios principales. Una conduce al pulmón izquierdo y la otra al pulmón derecho. A partir de ahí los bronquios en forma de tubo se dividen de nuevo en bronquios más pequeños y luego en bronquios aún más pequeños hasta que termina finalmente en los alvéolos, que son pequeñas terminaciones del saco de aire donde se produce el intercambio de gases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here