Holter – Que es, para que sirve, como se pone, resultados

Un holter es un dispositivo portátil con baterías que mide y generalmente registra continuamente la actividad cardíaca durante 24 a 48 horas o más, dependiendo del tipo de control que se utilice. El dispositivo tiene el tamaño de un teléfono móvil unido por cables con electrodos del tamaño de una moneda grande que se adhieren a su piel.

El holter y otros dispositivos que registran el electrocardiograma mientras realiza sus actividades diarias se denominan electrocardiogramas ambulatorios.

Los electrocardiogramas normales le permiten al médico observar la actividad cardíaca en un momento dado durante la prueba pero los ritmos cardíacos anormales y los síntomas cardíacos pueden aparecer y desaparecer.

Por eso es posible que su médico quiera evaluar los latidos del corazón mientras usted realiza sus actividades normales. Se le puede solicitar que use un holter si usted tiene latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares llamados arritmias o un pulso normal.

 

 

Los resultados le ayudarán a usted y a su médico a decidir si necesita más pruebas o medicamentos para su corazón, o si necesita un marcapasos para restaurar un ritmo cardíaco regular.

Su médico puede utilizarlo para ver como están funcionando sus medicamentos o si usted tiene un marcapasos y se siente mareado, su médico puede usar un monitor para averiguar si su marcapasos está funcionando correctamente. Este monitor no tiene riesgos y no es doloroso.

Los holter tienen cables que se conectan a pequeños electrodos conectados a su pecho para registrar el electrocardiograma. Debido a que los electrodos se adhieren con cinta adhesiva o adhesivos pueden causar una irritación leve de la piel.

 

 

Para que sirve un holter

Un holter es un dispositivo pequeño y portátil que lleva un registro del ritmo cardíaco y generalmente usa durante uno o dos días registrando todos los latidos de su corazón.

Se realiza después de un electrocardiograma para revisar su ritmo cardíaco especialmente si el electrocardiograma no le da al médico suficiente información sobre la afección cardíaca.

Su médico utiliza la información para determinar si usted tiene un problema del ritmo cardíaco. Si la monitorización no captura los latidos irregulares del corazón, su médico puede sugerirle un holter inalámbrico que puede funcionar durante semanas. Aunque usarlo puede ser un poco incómodo, es una prueba importante que puede ayudar a su médico a diagnosticar su condición.

 

El uso del monitor puede informar al médico:

Si sus medicamentos están funcionando.

Porqué tiene síntomas como mareos, desmayos o la sensación de que su corazón se acelera.

Si su corazón está recibiendo suficiente oxígeno para cubrir sus necesidades.

 

 

Como se pone un holter

Un técnico capacitado le pondrá el holter y le indicará cómo registrar sus síntomas mientras lo lleva puesto.

Primero coloca los electrodos en el pecho. Si usted tiene un pecho peludo pueden pedirle que se afeite un poco en pecho para poder fijar los electrodos correctamente.

Una vez que los electrodos están en su sitio el técnico le ayuda a colocarlo y le explica cómo cuidarlo. Puede llevar el monitor en un bolsillo, colgado de los hombros y el cuello como si fuera una cámara o sujeto a la cintura.

El técnico le mostrará cómo llevar un diario de sus actividades. Si usted siente síntomas como dolor en el pecho, dificultad para respirar, latidos del corazón desiguales o mareos, anote en su diario la hora del día en que comenzaron y lo que estaba haciendo. Su diario se comparará con los cambios registrados por el holter.

 

Haga sus actividades habituales menos:

No bañarse, ducharse o nadar

No hacerse radiografías

Manténgase alejado de áreas de alto voltaje, detectores de metales o imanes grandes.

Después de la prueba, devuelva el monitor al técnico que procesará el registro de su actividad cardíaca y preparará un informe para su médico incluyendo las notas en su diario. Generalmente se obtienen los resultados en una o dos semanas.

 

 

Resultados del holter

El holter mostrará la frecuencia cardíaca media, la más rápida y la más lenta. Detectará las pausas y su duración, los ritmos rápidos del corazón y a menudo puede ayudar a caracterizarlos. Es importante destacar que el cardiólogo revisará el diario del paciente y comprobará si se observó alguna anomalía en el momento en que se registraron los síntomas.

Sólo puede detectar problemas que se producen durante el período de monitorización. A menudo las personas lo utilizan inicialmente ya que es un sistema económico. Son típicamente mejores para aquellos pacientes que tienen síntomas casi todos los días. Si los síntomas son menos frecuentes entonces puede no ser tan útil pero a menudo se utilizan como evaluación inicial.

Si los síntomas son menos frecuentes, el siguiente paso es un monitor a largo plazo. Algunos monitores se pueden usar hasta 14 días. Si se desea una monitorización a largo plazo, entonces hay monitores no conectados que se pueden llevar y colocar cuando aparecen los síntomas.

Recientemente se ha incrementado el uso de monitores colocados bajo la piel que pueden registrar continuamente hasta 2 años. Es a menudo el primer paso pero hay muchas opciones disponibles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here