Qué es el microbioma humano

El microbioma o microbiota incluye las poblaciones de especies microbianas que viven en el cuerpo humano, como las bacterias, virus, hongos y otras especies unicelulares que habitan en nuestro cuerpo. El cuerpo humano acoge cerca de 100 trillones de microbios, que superan en números de 10 a 1 al numero de nuestras propias células.

Gracias a los avances científicos en genética sabemos mucho más sobre los microbios que viven en nuestro cuerpo, ya que las interacciones en el ecosistema del cuerpo humano son importantes para el desarrollo de las enfermedades y mantener la salud.

Qué es el microbioma humano

Cada uno de nosotros alberga 100 trillones de células microbianas con las que mantenemos una relación simbiótica que beneficia a todos, si el estado de salud es normal. Las estimaciones varían pero podría haber más de 1.000 especies diferentes de microorganismos que componen la microbiota humana.

El total de los microbios puede ser muy numerosos en términos de especies y número de células, pero los microbios son tan pequeños que, mientras superan en número las células humanas, constituyen sólo alrededor del 3% de nuestro peso corporal.

Mientras tanto, todos los genes dentro de las células microbianas, son lo que constituyen el microbioma.

El microbioma ha sido objeto de mucho estudio para desentrañar toda la información genética.

Estos estudios para conocer la diversidad del microbioma se caracterizan por investigar grupos grandes de personas saludables. Los científicos se preguntan cómo son las poblaciones microbianas dentro de cada uno de nosotros y como varían a través de nuestras vidas.

Por qué es importante el microbioma humano

Los microorganismos han evolucionado junto a nosotros y forman parte de la vida humana realizando varias funciones importantes. Están implicados en la salud y la enfermedad, y la investigación ha encontrado vínculos entre nuestras poblaciones bacterianas, normales o alteradas y ciertas enfermedades, ya que los microorganismos como las bacterias son vitales para mantener la salud.

El microbioma humano influye en varias áreas importantes para nuestra salud

Nutrición

Los microbios del intestino además de obtener la energía de los alimentos que ingerimos son esenciales para hacer disponibles nutrientes para nuestro organismo. Las bacterias del intestino nos ayudan a descomponer moléculas complejas de la carne y la verdura, que sin la ayuda de las bacterias del intestino nos resultarían indigestas, como puede ser la celulosa.

La diversidad de nuestro microbioma se relaciona con la diversidad de nuestra dieta, por lo que el acceso a una gran variedad de alimentos desarrolla un microbioma intestinal más variado. Los microbios del intestino también pueden influir en nuestros sensación de estar lleno después de comer a través de sus actividades metabólicas.

Inmunidad

Los microbios son fundamentales para nuestro sistema inmunitario. Si no tuviéramos microorganismos desde el nacimiento nuestra inmunidad adaptativa no existiría. La inmunidad adaptativa es la parte de nuestro sistema inmunitario que aprende a responder a los microbios lo que nos permite una defensa más rápida contra los patógenos. Los científicos han experimentado efectos negativos en roedores a los se les ha privado de microorganismos y desarrollan una inmunidad muy limitada.

El microbioma también tiene relevancia en las alergias, que pueden desarrollar mas cuando se altera la exposición microbiana en los primeros años de vida.

Los científicos han encontrado las relaciones profundas entre el cerebro y la microbiota intestinal. Ya que debido a su participación en la digestión, el microbioma también puede afectar el cerebro.

La actividad de las bacterias del intestino generan moléculas que desencadenan la respuesta de los nervios en el tracto gastrointestinal. Se han observado relaciones entre los desordenes de microbioma del intestino y el cerebro en trastornos como la depresión y el autismo.

Enfermedad

Las poblaciones bacterianas gastrointestinales se han relacionado con condiciones del intestino como la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Tener una baja diversidad en el microbioma intestinal se ha relacionado con enfermedades inflamatorias Intestinales, la obesidad o la diabetes.

La naturaleza del microbioma intestinal se ha ligado al síndrome metabólico, por lo que la modificación de la dieta ha demostrado un efecto sobre los factores de riesgo a través de alimentos prebióticos y probióticos, incluso utilizando suplementos para poder corregir los déficits preexistentes. La investigación sobre los efectos de los microbios del intestino en el cerebro en desarrollo y los trastornos relacionados con la alimentación es un campo en constante desarrollo.

La alteración del microbioma puede conducir a la enfermedad, incluyendo la aparición de infecciones que muestran resistencia a los antibióticos. La microbiota natural también juega un papel importante controlando el sobrecrecimiento intestinal de poblaciones introducidas desde el exterior que de lo contrario causarían enfermedades. Las bacterias propias de nuestro intestino compiten con las bacterias exogenas, incluso liberando compuestos antiinflamatorios.

El futuro de la investigación del microbioma podría tener repercusiones en todo tipo de enfermedades como el asma, el autismo, el cáncer, colitis, diabetes, las enfermedades del corazón o la obesidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here