Que son los signos vitales – Cuales son, valores normales

Los signos vitales o constantes vitales son un grupo de los 4 signos más importantes que indican el estado de las funciones vitales del cuerpo para mantener la vida. Los signos vitales se toman para ayudar a evaluar la salud física general de una persona, dar pistas sobre posibles enfermedades y mostrar el progreso hacia la recuperación.

Los rangos normales para los signos vitales de una persona varían con la edad, el peso, el sexo y la salud en general.

Hay cuatro signos vitales principales: temperatura corporal, presión arterial, frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria. Aunque dependiendo del entorno clínico, los signos vitales pueden incluir otras mediciones llamadas quinto o sexto signo vital. Los signos vitales se registran utilizando el sistema de codificación estándar internacionalmente aceptado.

Se han propuesto puntuaciones de alerta temprana que combinan los valores individuales de los signos vitales en una sola puntuación. Esto se hizo reconociendo que el deterioro de los signos vitales a menudo precede al paro cardíaco o al ingreso a la unidad de cuidados intensivos. Utilizado adecuadamente un equipo de respuesta rápida puede evaluar y tratar a un paciente en deterioro y prevenir los resultados adversos.

La monitorización de los parámetros vitales más comúnmente incluye al menos la presión arterial y la frecuencia cardíaca, también la oximetría de pulso y la frecuencia respiratoria. Los monitores multimodales que miden y visualizan simultáneamente los parámetros vitales relevantes se integran en la cabecera de las unidades de cuidados intensivos y en los equipos de los quirófanos permitiendo el control de las constantes continuamente de un paciente por el personal médico de los cambios en el estado del paciente.

Hay cuatro signos vitales primarios que son generales en la mayoría de los hospitales. El equipo necesario es un termómetro, un esfigmomanómetro y un reloj. Aunque se puede tomar el pulso a mano, se puede requerir un estetoscopio para un paciente con un pulso muy débil.

Temperatura corporal

Frecuencia cardíaca o pulso

Frecuencia respiratoria

Presión arterial

 

 

Temperatura

El registro de la temperatura da una indicación de la temperatura corporal central que normalmente se controla por la termorregulación ya que afecta la velocidad de las reacciones químicas. La temperatura corporal se mantiene a través de un equilibrio entre el calor producido por el cuerpo y el calor perdido.

La temperatura se puede registrar para establecer una línea de base para la temperatura corporal normal del individuo. La razón principal para verificar la temperatura corporal es observar cualquier signo de infección o inflamación sistémica en presencia de fiebre con una temperatura mayor a 38.5° o temperatura mantenida por encima de 38° o elevada por encima de la temperatura normal del individuo. Otras causas de temperatura elevada incluyen hipertermia. Una fiebre de 38° no es necesariamente un signo si la temperatura previa del paciente ha sido más alta.

Cualquier temperatura que sea superior a la temperatura corporal promedio de una persona se considera fiebre. Una disminución en la temperatura corporal por debajo de 35º se define como hipotermia. Tenga en cuenta que la temperatura puede variar debido a otros factores que no sean la enfermedad o la infección. El estrés, la deshidratación, el ejercicio, estar en un ambiente caliente o frío, beber bebidas calientes o frías y los trastornos de la tiroides pueden influir en la temperatura corporal. Debido a que los adultos mayores no controlan la temperatura corporal tan bien como los adultos jóvenes, los adultos mayores pueden enfermarse sin mostrar signos de fiebre.

 

Frecuencia cardíaca

El pulso son las pulsaciones por minuto del corazón. Las tasas de pulso varían de una persona a otra, disminuye cuando está en reposo y aumenta cuando hace ejercicio porque el cuerpo necesita más sangre rica en oxígeno cuando hace ejercicio.

Una frecuencia de pulso normal para un adulto sano en reposo oscila entre 60 y 80 latidos por minuto. Las mujeres tienden a tener un pulso más rápido que los hombres.

Su pulso se puede medir presionando firme pero suavemente las puntas de los dedos contra ciertos puntos del cuerpo como la muñeca o el cuello y contar el número de latidos del corazón durante un período de 60 segundos. Los sitios alternativos incluyen el codo (arteria braquial), el cuello (arteria carótida), detrás de la rodilla (arteria poplítea) o en el pie (dorsalis pedis o arterias tibiales posteriores).

Un pulso más rápido que el promedio puede indicar problemas de salud tales como infección, deshidratación, estrés, ansiedad, un trastorno tiroideo, shock, anemia o ciertas afecciones cardíacas.

Un pulso más bajo que el promedio también puede ser un signo de una afección cardíaca. Algunos medicamentos, especialmente los betabloqueadores y la digoxina, pueden retardar el pulso. Una frecuencia cardíaca baja también es común para las personas que hacen mucho ejercicio o son atléticas.

Si controla su pulso, su frecuencia de pulso no debe ser rutinariamente inferior a 60 latidos por minuto. Los latidos también deben ser igualmente espaciados, no excesivamente fuertes y no se debe perder ningún latido.

La frecuencia de pulso también se puede medir escuchando directamente los latidos del corazón usando un estetoscopio. El pulso varía con la edad: un recién nacido o un bebé puede tener una frecuencia cardíaca de 130-150 ppm, un niño de 100-120 ppm, un niño más grande de 60-100 ppm, un adolescente de 80-100 ppm y un adulto de 50-80 ppm.

 

 

Frecuencia respiratoria

La frecuencia respiratoria de una persona es el número de respiraciones que usted toma por minuto. La frecuencia respiratoria normal para un adulto en reposo es de 12 a 20 respiraciones por minuto. Se considera anormal una frecuencia respiratoria inferior a 12 o superior a 25 respiraciones por minuto mientras está en reposo.

Entre las afecciones que pueden cambiar una frecuencia respiratoria normal se encuentran asma, ansiedad, neumonía, insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad pulmonar, uso de narcóticos o una sobredosis.

Se ha investigado el valor de la frecuencia respiratoria como indicador de una posible disfunción respiratoria, pero los resultados sugieren que tiene un valor limitado. La frecuencia respiratoria es un indicador claro de los estados de acidosis ya que la función principal de la respiración es la eliminación del CO2 dejando la base de bicarbonato en circulación.

 

 

Presión arterial

La presión arterial es la medición de la presión o fuerza de la sangre contra las paredes de las arterias. La presión arterial se escribe en dos números, tales como 110/70 milímetros de mercurio (mm Hg). El primer número se llama presión sistólica y mide la presión en las arterias cuando el corazón late y empuja la sangre hacia el cuerpo. El segundo número se llama presión diastólica y mide la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos.

La presión arterial saludable para un adulto en reposo, debe ser inferior a 120/80 mm Hg. Una presión sistólica de 120-139 o una presión diastólica de 80-89 se considera prehipertensión y debe ser controlada.

La hipertensión se considera con una lectura de 140/90 mm Hg o superior. La presión arterial que permanece alta durante un período prolongado de tiempo puede ocasionar problemas de salud como aterosclerosis, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular. La aterosclerosis también se conoce como endurecimiento de las arterias.

 

Los factores que pueden influir en la presión arterial pueden ser:

Estrés

Fumar

Temperaturas frías

Ejercicio

Un estómago lleno

Vejiga llena

Cafeína

consumo de alcohol

Medicamentos

Aumento o pérdida de peso

Ingesta de sal

Por lo general, la presión arterial se lee desde el brazo izquierdo, a menos que haya algún daño en el brazo. La diferencia entre la presión sistólica y la presión diastólica se llama presión de pulso. La medición de estas presiones se realiza ahora con un esfigmomanómetro.

No existe un valor normal para la presión arterial, sino más bien un rango de valores que al aumentar se asocian con mayores riesgos. La guía de lectura aceptable también toma en cuenta otros factores para la enfermedad. Por lo tanto, la presión arterial elevada o hipertensión se define de diversas maneras cuando el número sistólico es superior a 140-160 mmHg durante mucho tiempo. La presión arterial también se toma en otras porciones de las extremidades.

 

 

 

Valores normales de los signos vitales

Los valores normales de los signos vitales normales cambian con la edad, el sexo, el peso, la capacidad para hacer ejercicio y la salud en general.

Los signos vitales reflejan las funciones corporales esenciales, incluyendo los latidos del corazón, la frecuencia respiratoria, la temperatura y la presión arterial. El médico puede observar, medir o monitorear los signos vitales para verificar el nivel de funcionamiento físico.

Los valores normales de los signos vitales para un adulto sano promedio en reposo son:

 

Que son los signos vitales – Cuales son, valores normales

 

 

Temperatura – 36.5°C a 37.3°, promedio 37°

Pulso – 60 a 100 latidos por minuto

Presión arterial – 90/60 mm Hg a 120/80 mm Hg

Frecuencia respiratoria – 12 a 18 respiraciones por minuto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here