Quilotorax – Que es, causas síntomas y tratamiento

El quilotorax es la presencia de líquido linfático en el espacio pleural secundario a la salida del conducto torácico o uno de sus principales afluentes. La ruptura del conducto torácico causa que el quilo se escape a la cavidad pleural.

Una rotura o fuga en el conducto torácico causa el derrame del líquido quiloso en la cavidad pleural en la pleura, que puede causar alteraciones agudas o crónicas en la mecánica pulmonar. En un adulto normal, el conducto torácico transporta hasta 4 litros de quilo por día, lo que produce una gran acumulación de líquido en el tórax.

La causa de esta condición puede ser traumática y no traumática. Causas traumáticas pueden ser la cirugía o la radiación, o un trauma contundente a la pared de pecho. Causas no traumáticas incluyen las malignidades, otras enfermedades como tuberculosis, sarcoidosis, o la obstrucción de vena cava superior. La prevalencia del quilotorax después de varias cirugías cardiotorácicas es del 0.2 al 1%.

Una radiografía de tórax mostrará un derrame pleural y las mediciones de triglicéridos en el líquido pleural ayudan al diagnóstico.

Síntomas

Los síntomas iniciales del quilolotorax se relacionan generalmente con acumulación de líquido en el espacio pleural. Los pacientes pueden estar asintomáticos o tener disnea, tos y molestias en el pecho que se desarrollan con el tiempo. Es raro que curse con fiebre o dolor de pecho.

Causas

Las causas se dividen en traumaticas, no traumaticas

No traumaticas

El origen maligno representa más del 50% de los diagnósticos. El linfoma es la causa más común, representando cerca del 60% de los casos con linfoma no Hodgkin. Las causas no malignas se dividen en idiopáticas, congénitas y otras. El quilotórax congénito es la principal causa de derrame pleural en los recién nacidos.

Traumaticas

El trauma es la segunda causa del quilotórax y la lesión en el conducto torácico aparece sobretodo en cirugía cardiotorácica en niños. La lesión traumática no quirúrgica es una causa rara generalmente secundaria al trauma.

 

Tratamiento

Los pacientes que sufren un quilotórax pueden ser tratados por medios conservadores o cirugía. Ciertos principios son comunes a ambas opciones de tratamiento, incluyendo tratamiento de la causa subyacente, la disminución de la producción de quilo, o el drenaje del espacio pleural, proporcionando reemplazo del líquido con los cuidados respiratorios necesarios.

Se considera mejor siempre el tratamiento conservador porque la fuga del conducto torácico se cierra espontáneamente en casi el 50% de los pacientes.

El quilotórax debe ser distinguido del pseudoquilotorax, o pleuresía de colesterol, que resulta de la acumulación de cristales de colesterol en una efusión crónica existente. La causa más común del pseudoquilotorax es una pleuresía reumatoidea crónica, seguida por la tuberculosis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here