Radiología – Que es, definición, tipos, diagnostico por imagen

La radiología es una especialidad que utiliza la imagen médica para diagnosticar y tratar las enfermedades que se observan en el cuerpo. La radiología representa una rama de la medicina que se ocupa de la energía radiante en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Este campo se puede dividir en dos áreas amplias: radiología diagnóstica y radiología intervencionista. El resultado de un estudio de imagen no depende meramente de la indicación o de la calidad de su ejecución técnica. El especialista en radiología de diagnóstico representa el último eslabón de la cadena diagnóstica, ya que buscan información relevante de la imagen para evaluar y finalmente apoyar un diagnóstico.

La radiologia utiliza una variedad de técnicas de proyección de imagen tales como la radiografía, ultrasonido, tomografía computarizada, medicina nuclear incluyendo la tomografía de emisión de positrones o la resonancia magnética que se utilizan para diagnosticar o para tratar enfermedades.

La radiología intervencionista es el uso de los procedimientos médicos generalmente mínimamente invasivos, utilizando la orientación de las tecnologías de la imagen.

Un médico especializado en radiología se llama radiólogo. Los radiólogos son médicos que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades y lesiones mediante técnicas de imagen médica. La adquisición de imágenes médicas es usualmente llevada a cabo por el radiólogo, que dependiendo de la ubicación, interpreta las imágenes y produce un informe de sus hallazgos e impresión o diagnóstico. Este informe se transmite entonces al clínico que solicitó la proyección de imagen, ya sea de forma rutinaria o de emergencia.

El papel del radiólogo ha crecido no sólo a través de grandes mejoras en el diagnóstico, sino también a través de los desarrollos tecnológicos que permiten numerosos procedimientos de radiología intervencionista. Un radiólogo de diagnóstico es el ojo de la medicina ayudando al médico de atención primaria a diagnosticar y tratar enfermedades.

Los procedimientos radiológicos se prescriben médicamente y deben ser conducidos solamente por los médicos apropiadamente entrenados y certificados bajo circunstancias médicamente necesarias. Los médicos radiólogos tienen de cuatro a seis años de formación específica y post-médica que incluye la seguridad de la radiación y garantizar el rendimiento óptimo de los procedimientos radiológicos y la interpretación de las imágenes médicas.

 

Radiología - Que es, definición, tipos, diagnostico por imagen

 

Historia de la radiología

En Alemania en 1895 Wilhelm Conrad Röntgen notó que una pantalla pintada con un material fluorescente en la misma habitación, pero a distancia de un tubo de rayos catódicos que había energizado y hecho luz, comenzó a producir fluorescencia. Röntgen reconoció que la pantalla respondía a la producción cercana de rayos desconocidos transmitidos invisiblemente a través de la sala que él llamaba rayos x. Las imágenes radiográficas empezaron a crearse, comenzando como una ráfaga de radiación ionizante y causando una imagen de contraste en un trozo de película. Por su descubrimiento Röntgen recibió el primer premio Nobel de física en 1901, y el público quedó fascinado con los acontecimientos y las implicaciones que traía. Sin embargo, los radiólogos no estaban preocupados por los efectos negativos potenciales de los rayos x, así que no introdujeron las medidas protectoras hasta 1904 después de la muerte de varias personas.

Tipos de radiologia

 

Radiología intervencionista

Se originó dentro de radiología diagnóstica como subespecialidad diagnóstica invasiva. Es ahora una especialidad terapéutica y diagnóstica que comprende una amplia gama de procedimientos terapéuticos guiados por imágenes mínimamente invasivas, así como imágenes diagnósticas invasivas. La gama de enfermedades y de órganos susceptibles a los procedimientos terapéuticos y de diagnóstico dirigidos por imagen son extensas y en constante evolución, e incluyen, pero no se limitan a, las enfermedades y los elementos vasculares, gastrointestinal, hepatico, genitourinario, pulmonar, musculoesquelético y el sistema nervioso central.

Estos procedimientos se han convertido en una parte integral de la atención médica. Muchos procedimientos de imagen mínimamente invasivos realizados han suplantado procedimientos quirúrgicos importantes.

 

Radiologia diagnostica

La radiología diagnóstica abarca una variedad de técnicas terapéuticas guiadas por diagnóstico e imagen, incluyendo todos los aspectos de la diagnosis radiológica como radiología nuclear, ultrasonido de diagnóstico, resonancia magnética, tomografía computarizada, procedimientos intervencionistas, y el uso de otras formas de energía radiante. Los médicos que estudian radiología diagnóstica están principalmente en hospitales y pueden especializarse en un número de áreas, incluyendo: vascular, neuroimagen e intervención, proyección de imagen e intervención abdominal, medicina nuclear, tórax e imágenes cardíacas, imágenes pediátricas y mamografías.

 

Radiología - Que es, definición, tipos, diagnostico por imagen

Radiología y diagnostico por imagen

La definición de diagnostico por imagen es la técnica y el proceso de creación de representaciones visuales del interior de un cuerpo de análisis clínicos y la intervención médica por la radiología, así como la representación visual de la función de algunos órganos o tejidos.

La proyección de imagen radiologica o diagnostico por imagen pretende revelar estructuras internas que no podemos ver por la piel y los huesos, diagnosticar y tratar la enfermedad. El diagnostico por imagen médico también establece una base de datos de la anatomía y fisiología normal que permiten identificar anormalidades. Aunque la proyección de imagen de quitado órganos y tejidos se puede realizar por razones médicas, tales procedimientos se consideran generalmente parte de la patología en lugar de la proyección de imagen médica.

Radiografía convencional

En una radiografía para obtener una imagen de un objeto por esta técnica es necesario utilizar una radiación que interaccione con el objeto y posteriormente recogerla en un receptor adecuado que es una placa radiográfica. Por este procedimiento en radiología se obtiene una representación bidimensional de un objeto tridimensional en la que se superponen todas las estructuras atravesadas por la radiación.

El emisor de energía es un tubo de rayos X, a los que se les permite emerger a través de una abertura en el blindaje de plomo para formar un haz primario. Una de las propiedades más importantes de los rayos X es que son capaces de penetrar la materia. Sin embargo, no toda la radiación X que penetra en un objeto lo atraviesa, ya que parte de la misma es absorbida. La diferente permeabilidad a los tejidos es la responsable de crear el contraste en la imagen radiográfica.

En general, hay cinco niveles de densidad en una placa radiográfica:

densidad aire – máxima transparencia a la radiación

densidades agua y grasa – menor transparencia que la anterior, característica de los tejidos blandos

densidad hueso – gran opacidad a los rayos X propia de tejidos calcificados

densidad metal – total opacidad a la radiación propia de prótesis o cuerpos extraños.

En ocasiones, se utilizan medios de contraste para reforzar la diferencia de absorción entre estructuras del cuerpo y las zonas que las rodean. Estas sustancias suelen ser sulfato de bario en suspensión acuosa, compuestos orgánicos que contienen yodo, así como aire o un gas como el anhídrido carbónico. El sulfato de bario y el gas se utilizan en el tubo digestivo. Los compuestos de yodo tienen aplicación en el estudio de los aparatos vascular, urinario y respiratorio y en el conducto vertebral.

Las placas radiográficas se obtienen en distintas proyecciones, según lo que se quiera observar preferentemente. Las más habituales son proyecciones posteroanteriores, en las que el haz de rayos X entra por el dorso y la placa se coloca en posición anterior, y anteroposteriores en las que el haz de rayos X sigue un curso de delante a atrás y la placa se coloca en posición posterior, y laterales.

Tomografía por emisión de positrones o PET

La tomografía por emisión de positrones, mas conocido como PET, es una modalidad de obtención de imágenes proyectada para detectar radionúclidos emisores de positrones. El PET en radiología se ha convertido en una importante modalidad de obtención de imágenes para la detección de neoplasias y la evaluación de su tratamiento y recidiva.

Un positrón es un antielectrón, que es una partícula de antimateria cargada positivamente. Los positrones se emiten por desintegración de radionúclidos ricos en protones. La mayoría de estos radionúclidos se generan en un ciclotrón y tienen una vida media extremadamente corta. El radionúclido más utilizado en la PET es la fluorodesoxiglucosa marcada con flúor 18. Los tejidos que metabolizan activamente la glucosa captan este compuesto, y la elevada concentración localizada resultante de esta molécula se detecta como «punto caliente» en comparación con la emisión de fondo.

 

Radiología - Que es, definición, tipos, diagnostico por imagen

 

Angiografía

La angiografía es una técnica radiográfica que utiliza contraste para obtener imágenes del árbol vascular. Las flebografías son radiografías del árbol venoso, obtenidas inyectando un contraste en una vena periférica. En radiología las linfografías son radiografías del árbol linfático. En la arteriografía convencional se introduce un catéter muy fino con una guía metálica en su interior por la arteria femoral a la altura de la ingle. Mediante control radioscópico, se hace avanzar la guía por el árbol arterial hasta llegar al tronco deseado, y sobre ella se introduce el catéter, por el que se inyecta un contraste radiopaco. Así se consiguen imágenes radiográficas de arterias cerebrales, de arterias de los miembros superiores o inferiores, de arterias coronarias (coronariografía) de arterias abdominales o de cualquier otra región.

La arteriografía digital intravenosa o de sustracción es una variedad de la anterior que permite una gran definición del árbol vascular. Se obtiene una primera imagen radiográfica digitalizada de la región que se desea estudiar, luego se inyecta el contraste por una vena periférica cualquiera – el contraste irá al corazón, de aquí a los pulmones y de éstos volverá a las arterias-, y finalmente se obtiene una segunda imagen digital. La sustracción computarizada de ambas imágenes dibuja las arterias.

 

Tomografía computarizada o TAC

La tomografía axial computarizada o TAC es el avance más importante en la representación corporal con fines médicos en radiología de las ultimas décadas, desde el descubrimiento de los rayos X, y ha revolucionado el diagnóstico médico al proporcionar un método rápido de obtener información detallada sobre los órganos internos y la estructura corporal sin necesidad de recurrir a la cirugía.

Las grandes limitaciones de la radiología convencional son las superposiciones y la imposibilidad de diferenciar pequeños cambios de densidad. La tomografía computarizada consiste, en síntesis, en la sustitución de la placa radiográfica por detectores de radiación. Las señales recogidas por éstos pasan a un ordenador que, mediante un sofisticado proceso de cálculo matemático, reconstruye las densidades detectadas en forma de puntos luminosos, proyectándolos en un monitor. La imagen así obtenida tiene gran poder de resolución o definición y no existe en ella ninguna sombra debida a superposiciones ampliando enormemente la gama de densidades, con lo que las estructuras invisibles a los rayos x, como el páncreas o el cerebro, se visualizan con nitidez.

El hueso, al tener menos absorción de radiación aparecerá más brillante (blanco); por el contrario, el aire, al no absorber radiación, aparecerá negro. Entre ambos estarán el resto de estructuras según su poder de absorción de la radiación X.

Aunque en principio los equipos de tomografía computarizada, o escáner obtienen imágenes en secciones axiales de ahí el nombre tomografía axial computarizada, los ordenadores permiten reconstruir imágenes coronales, sagitales o en cualquier otro plano corporal a partir de los cortes axiales, por lo que el término axial puede suprimirse.

 

Radiología - Que es, definición, tipos, diagnostico por imagen

 

 

Resonancia magnética

Es una técnica que permite obtener imágenes del cuerpo en cualquier plano del espacio sin someterle a radiaciones ionizantes. Permite diferenciar las estructuras anatómicas mejor que cualquier otra prueba radiológica. Además, permite emplear contraste con el fin de aumentar la definición de diferentes estructuras corporales.

Las imágenes se obtienen mediante el siguiente procedimiento: se estimula al organismo por la acción de un campo magnético con un imán de altísima potencia. Este imán consigue que los protones de los átomos del organismo (especialmente el hidrógeno) se alineen en el campo magnético de forma longitudinal, con lo que el propio paciente se magnetiza y emite una señal que sólo puede ser cuantificada después de que se envíe una onda de radiofrecuencia que transforma la magnetización longitudinal en transversal. Las señales de radiofrecuencia emitidas por el organismo son captadas por un receptor y analizadas por un ordenador que las transforma en imágenes (cada tejido produce una señal diferente). Una de las ventajas de la técnica es que el propio operador puede controlar distintas variables de la toma de imágenes según los tejidos que quiera resaltar. Para realizar esta exploración se introduce al paciente dentro de un tubo que genera campos magnéticos y ondas de radiofrecuencia que se dirigen a los tejidos que se desean estudiar.

Aunque la exploración puede hacer sentir al sujeto una intensa claustrofobia y requiere soportar un ruido desagradable, no es dolorosa ni posee efectos perjudiciales para el organismo. Una de las grandes ventajas de la resonancia magnética es que puede obtener imágenes del cuerpo en todos los planos del espacio sin necesidad de que el paciente cambie su posición. También estudia el árbol cardiovascular sin utilizar medios de contraste detectando el flujo sanguíneo al discriminar los movimientos de los núcleos de hidrógeno.

 

Ecografía

En la ecografía las imágenes se obtienen por el uso de ultrasonidos, que son vibraciones mecánicas con una frecuencia por encima del nivel audible. La parte elegida del cuerpo se somete a una fuente de ultrasonidos, los cuales, al interaccionar con los tejidos, son en parte devueltos en forma de ecos. Los ecos poseen patrones de amplitud específicos para los diferentes tejidos y son digitalizados y transformados en imágenes móviles que permiten analizar múltiples aspectos de los diferentes órganos, tales como el tamaño, la forma y el contenido de las cavidades.

Los ultrasonidos son producidos y detectados por un cristal que oscila muy deprisa, por el efecto piezoeléctrico. La ecografía es indolora y puede repetirse todas las veces necesarias ya que carece de peligro para la salud.

El aire y el hueso y otros tejidos calcificados absorben casi la totalidad de las ondas de ultrasonidos, por lo que esta técnica no es útil para ver el estado de los huesos o de los pulmones. Sin embargo, los líquidos conducen bien los ultrasonidos, razón por la que la ecografía es una técnica muy empleada para el diagnóstico de quistes, para explorar estructuras del aparato urinario o de las vías biliares y para visualizar el feto en el saco amniótico.

La ecografía doppler es un tipo especial de esta técnica que analiza el movimiento de la sangre, por lo que se emplea para estudiar la vascularización de órganos o el movimiento de las válvulas cardíacas (ecocardiografía).

Medicina nuclear

La medicina nuclear incluye la obtención de imágenes mediante utilización de rayos gamma, que son otro tipo de radiación. En radiología  La diferencia fundamental entre los rayos gamma y los rayos X es que los primeros son producidos dentro del núcleo de un átomo cuando un núcleo inestable se descompone, mientras que los rayos X son producidos por el bombardeo de un átomo con electrones.

Para visualizar un área el paciente debe recibir un emisor de rayos gamma, el cual debe disponer de ciertas propiedades para resultar útil incluyendo: Una vida media razonable de entre 6 y 24 horas y una radiación gamma fácilmente medible.

Se hace un depósito de energía con una dosis tan baja como sea posible en los tejidos del paciente. El radioisótopo más habitualmente utilizado por el radiologo es el tecnecio 99m. Cuando se inyecta en el cuerpo, este radiofármaco se une específicamente al hueso, lo que permite la evaluación del esqueleto. De manera similar, combinando el tecnecio 99m con otros compuestos se pueden evaluar otras partes del cuerpo, por ejemplo el tracto urinario y el flujo sanguíneo cerebral.

Tras la inyección, y dependiendo de cómo se absorba, distribuya, metabolice y excrete el radiofármaco en el cuerpo, se obtienen imágenes a través de una gammacámara.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here