Cuáles son los síntomas de la menopausia

La mayoría de los síntomas de la menopausia en realidad ocurren durante la etapa de perimenopausia. Algunas mujeres la tienen sin complicaciones ni síntomas y otras tiene los síntomas incluso durante la perimenopausia durante años.

Los síntomas de la menopausia que experimentan las mujeres se relacionan principalmente con una disminución de la producción de las hormonas sexuales femeninas como son el estrógeno y la progesterona, por lo que síntomas varían mucho debido a los efectos que estas hormonas tienen en el cuerpo.La mayoría de las mujeres experimentan algunos síntomas de la menopausia pero su duración y gravedad varían de una mujer a otra.

Los síntomas generalmente comienzan unos pocos meses o años antes de que sus períodos desaparezcan en la perimenopausia, y pueden persistir por algún tiempo después.

Generalmente la mayoría de los síntomas duran alrededor de cuatro años a partir de la última menstruación aunque 1 de cada 10 mujeres los padecen hasta mas de 10 años. Si usted experimenta la menopausia repentinamente sus síntomas pueden ser peores.

 

 

Síntomas de la menopausia comunes

Aproximadamente 8 de cada 10 mujeres presentarán síntomas de la menopausia durante un tiempo antes y después de la interrupción de sus períodos por lo que puede tener un impacto en la vida diaria de algunas mujeres.

Los síntomas comunes incluyen:

Sofocos

Sudores nocturnos

Dificultad para dormir

Reducción del deseo sexual

Problemas de memoria y concentración

Sequedad vaginal y dolor durante la relación sexual

Cefaleas

Cambios en el estado de ánimo

Palpitaciones – latidos cardiacos que repentinamente se vuelven más notorios

Rigidez articular y molestias

Reducción de la masa muscular

infecciones urinarias recurrentes

Cambio en su período menstrual

El primer signo de la menopausia generalmente es un cambio en el patrón normal del período. Es posible que su período menstrual no sea tan regular como solía ser. Usted puede sangrar más o menos de lo normal y su período menstrual puede ser más corto o más largo en duración.

Si no tiene la regla asegúrese de descartar el embarazo. Si usted no está embarazada, saltarse un período podría indicar el inicio de la menopausia. Si usted comienza a manchar después de no tener su período durante 12 meses consecutivos, asegúrese de hablar con su médico para descartar cualquier condición grave.

La frecuencia de sus períodos también puede verse afectada. Usted puede tener uno cada dos o tres semanas, o puede que no lo tenga por meses. Con el tiempo dejará de tener períodos menstruales por completo.

Sofocos

La mayoría de las mujeres tienen sofocos durante la menopausia y muchas lo consideran como el síntoma principal de la menopausia. Pueden ser una sensación repentina de calor en la parte superior del cuerpo o en todas partes. Su cara y cuello pueden enrojecerse y usted puede sentirse sudorosa.

La intensidad puede variar de leve a muy fuerte incluso despertándote del sueño. Un sofoco generalmente dura entre 30 segundos y 10 minutos y la mayoría de las mujeres experimentan sofocos durante un año o dos después de su último período menstrual. Los sofocos pueden continuar después de la menopausia pero disminuyen con el tiempo.

 

Sequedad vaginal y dolor durante las relaciones sexuales

La disminución de la producción de hormonas puede afectar la fina capa de humedad que recubre las paredes vaginales. Se puede experimentar sequedad vaginal a cualquier edad, pero puede ser un problema particular para las mujeres que pasan por la menopausia.

Los signos pueden incluir picor alrededor de la vulva y ardor pudiendo hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas. Para combatir la sequedad pruebe cun lubricante a base de agua y si todavía siente molestias, hable con su médico.

 

Cambios de humor

Los cambios en la producción de hormonas afectan el estado de ánimo de las mujeres durante la menopausia produciendo sentimientos de irritabilidad, depresión y cambios en el estado de ánimo, y con frecuencia van de extremos a mínimos severos en un período corto de tiempo. Es importante recordar que estas fluctuaciones hormonales que afectan a su cerebro son naturales.

 

Cambios en la piel y el cabello

A medida que envejecemos se experimentan cambios en su piel y cabello haciendo que la piel se seque y sea mas delgada afectando la elasticidad y lubricación de la piel cerca de su vagina. La bajada de los estrógenos puede contribuir a la caída del cabello o se sienta quebradizo y seco.

 

Problemas para dormir

Durante la menopausia puede ser difícil quedarse dormido o permanecer dormido. Es posible que se despierte más pronto de lo que desea y tenga problemas para dormir.

Para descansar tanto como sea posible utilice técnicas de relajación y respiración. También es importante hacer ejercicio y relajarse antes de acostarse. Para mejorar la higiene del sueño acuéstese a la misma hora todas las noches, manténgase fresca mientras duerme y evitar alimentos y bebidas que alteren el sueño como el chocolate, la cafeína o el alcohol.

 

Micción frecuente o incontinencia urinaria

Es común que las mujeres en la menopausia pierdan el control de su vejiga pudiendo sentir una necesidad constante de orinar incluso sin tener la vejiga llena o experimentar dolor al orinar. Esto se debe a que los tejidos de la vagina y la uretra pierden su elasticidad y los músculos pélvicos también pueden debilitarse. Para combatir la incontinencia urinaria manténgase hidratada y fortalezca el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel.

 

Infecciones del tracto urinario

Algunas mujeres pueden experimentar más infecciones urinarias. Si siente una necesidad persistente de orinar, está orinando con más frecuencia o siente una sensación de ardor al orinar, consulte a su médico.

 

Disminución de la libido

Esto es causado por cambios físicos causados por la reducción de estrógeno produciendo un retraso en el tiempo de reacción del clítoris, una respuesta orgásmica lenta y sequedad vaginal. Si su deseo disminuye relacionado con otro problema su médico puede recetarle un medicamento para ayudar a prevenir el dolor.

 

Atrofia vaginal

Es una condición causada por la disminución en la producción de estrógeno y se caracteriza por el adelgazamiento e inflamación de las paredes vaginales. La afección puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas por lo que puede disminuir su interés en el sexo. Los lubricantes o tratamientos que incluyen estrógenos pueden tratar la afección.

La menopausia también puede aumentar el riesgo de desarrollar otros problemas como la osteoporosis. Consulte a su médico si encuentra sus síntomas particularmente molestos ya que hay tratamientos a su disposición para ayudarle sin que afecte notablemente a su calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here