Sistema circulatorio – Que es, función, partes, enfermedades

El sistema circulatorio humano o sistema cardiovascular es un sistema orgánico que permite que la sangre circule y transporte nutrientes, oxígeno, dióxido de carbono, hormonas y células sanguíneas hacia y desde las células del cuerpo para proporcionar nutrición y ayudar a combatir enfermedades, estabilizar la temperatura y el pH, y mantener la homeostasis.

La sangre es un líquido compuesto por plasma, glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas que circula por el corazón a través del sistema vascular transportando oxígeno y nutrientes y desechando sustancias de todos los tejidos del cuerpo. La linfa es esencialmente un exceso de plasma sanguíneo reciclado después de haber sido filtrado del líquido intersticial y devuelto al sistema linfático.

El sistema cardiovascular consiste en el corazón, los vasos sanguíneos y los aproximadamente 5 litros de sangre que transportan los vasos sanguíneos. Responsable del transporte de oxígeno, nutrientes, hormonas y productos de desecho celular a través del cuerpo, el sistema circulatorio es impulsado por el corazón, que es del tamaño de un puño cerrado. Incluso en reposo, el corazón promedio bombea fácilmente más de 5 litros de sangre a el cuerpo cada minuto.

 

Circuitos circulatorios

Hay dos vias circulatorias primarias del sistema circulatorio en el cuerpo humano: la circulación pulmonar y la circulación sistémica.

Circulación pulmonar

transporta la sangre desoxigenada desde el lado derecho del corazón a los pulmones, donde la sangre recoge oxígeno y regresa al lado izquierdo del corazón. Las cámaras de bombeo del corazón que soportan la circulación pulmonar son la aurícula derecha y el ventrículo derecho.

Circulación sistémica

transporta sangre altamente oxigenada desde el lado izquierdo del corazón a todos los tejidos del cuerpo menos el corazón y los pulmones. La circulación sistémica elimina los desechos de los tejidos corporales y devuelve la sangre desoxigenada al lado derecho del corazón. La aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo del corazón son las cámaras de bombeo para la circulación sistémica.

 

 

 

Sistema circulatorio – Que es, función, partes, enfermedades

Función del sistema circulatorio

El sistema circulatorio tiene tres funciones principales que son el transporte de sustancias, la protección contra los patógenos y la regulación de la homeostasis del cuerpo.

Transporte

El sistema circulatorio transporta la sangre a casi todos los tejidos del cuerpo. La sangre suministra nutrientes esenciales y oxígeno y elimina los desechos y el dióxido de carbono para ser procesado o eliminado. Las hormonas se transportan por todo el cuerpo a través del plasma líquido de la sangre.

Protección

Protege el cuerpo a través de los glóbulos blancos que limpian los desechos celulares y combaten los agentes patógenos en el cuerpo. Las plaquetas y los glóbulos rojos tapan las heridas y evitan que los agentes patógenos entren en el cuerpo y que los líquidos se filtren. También transporta anticuerpos que proporcionan inmunidad específica a los agentes patógenos contra los que el cuerpo ha estado expuesto.

Regulación

El sistema circulatorio es fundamental en la capacidad del cuerpo para mantener el control homeostático ya que los vasos sanguíneos ayudan a mantener una temperatura corporal estable controlando el flujo sanguíneo en la superficie de la piel que se abren durante los momentos de sobrecalentamiento para permitir que la sangre lo elimine del cuerpo. En la hipotermia, estos vasos sanguíneos se contraen para mantener la sangre fluyendo sólo a los órganos vitales como el corazón en el cuerpo. La sangre también ayuda a equilibrar el pH del cuerpo debido a la presencia de iones de bicarbonato o las albúminas en el plasma sanguíneo ayudan a equilibrar la concentración osmótica de las células del cuerpo manteniendo un ambiente isotónico.

 

Bomba circulatoria

El corazón es una bomba de cuatro cámaras. Los lados izquierdo y derecho del corazón están separados por una pared muscular que es el tabique del corazón. El lado derecho del corazón recibe sangre desoxigenada de las venas sistémicas y la bombea a los pulmones para oxigenación. El lado izquierdo del corazón recibe sangre oxigenada de los pulmones y la bombea a través de las arterias a los tejidos del cuerpo. Cada latido del corazón produce el bombeo simultáneo de ambos lados del corazón siendo muy eficiente.

Regular la presión arterial

El sistema cardiovascular pueden ayudar a controlar la presión arterial. Ciertas hormonas junto con las señales nerviosas autonómicas del cerebro afectan el ritmo y la fuerza de las contracciones cardíacas llevando a un aumento de la presión arterial. Los vasos sanguíneos también pueden afectar la presión arterial ya que la vasoconstricción disminuye el diámetro de una arteria al contraer el músculo liso de la pared arterial. La vasodilatación es la expansión de una arteria a medida que el músculo liso de la pared arterial se relaja después de que la respuesta de lucha o huida desaparece o bajo el efecto de ciertas hormonas o sustancias químicas en la sangre. El volumen de sangre en el cuerpo también afecta la presión arterial. Un mayor volumen de sangre en el cuerpo eleva la presión arterial al aumentar la cantidad de sangre bombeada por cada latido del corazón.

Hemostasia

La hemostasia o la coagulación es manejada por las plaquetas de la sangre. Las plaquetas normalmente están inactivas en la sangre hasta que alcanzan el tejido dañado o salen de los vasos sanguíneos a través de una herida. Una vez activas las plaquetas se adhieren a los tejidos dañados liberando factores de coagulación química y produciendo fibrina que actúa como estructura para el coágulo sanguíneo. Las plaquetas también comienzan a adherirse para formar un tapón plaquetario que sirve como un sello temporal para mantener la sangre en el vaso sanguíneo y el material extraño fuera del vaso hasta que las células del vaso sanguíneo puedan reparar el daño.

 

 

 

Sistema circulatorio – Que es, función, partes, enfermedades

 

 

Partes del sistema circulatorio

El sistema circulatorio ayuda a combatir enfermedades, ayuda al cuerpo a mantener una temperatura corporal normal, y proporciona el equilibrio químico adecuado para proporcionar la homeostasis del cuerpo, o estado de equilibrio entre todos sus sistemas.

El sistema circulatorio consta de cuatro partes principales:

Corazón – Aproximadamente del tamaño de un puño que se encuentra cerca del centro del pecho. Gracias al bombeo constante, el corazón mantiene el sistema circulatorio funcionando en todo momento.

Arterias – Las arterias llevan la sangre rica en oxígeno lejos del corazón y de donde necesita ir.

Venas – Las venas llevan sangre desoxigenada a los pulmones, donde reciben oxígeno.

Sangre – La sangre es el medio de transporte de casi todo dentro del cuerpo. Transporta hormonas, nutrientes, oxígeno, anticuerpos y otras sustancias importantes necesarias para mantener el cuerpo sano.

 

Corazón

El corazón es un órgano de bombeo muscular situado entre los pulmones a lo largo de la línea media del cuerpo en la caja torácica. La punta inferior del corazón, conocida como su ápice, se gira a la izquierda, de modo que aproximadamente 2/3 del corazón se encuentra en el lado izquierdo del cuerpo con el otro 1/3 a la derecha. La parte superior del corazón se conecta con los grandes vasos sanguíneos del cuerpo que son la aorta, la vena cava, el tronco pulmonar y las venas pulmonares.

Sangre

El cuerpo humano generalmente contiene entre 4 y 5 litros de sangre. Como tejido conectivo líquido, transporta muchas sustancias a través del cuerpo y ayuda a mantener la homeostasis de nutrientes, desechos y gases. La sangre se compone de glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y plasma líquido.

Glóbulos rojos

Los eritrocitos son el tipo más común de glóbulos rojos y constituyen aproximadamente el 45% del volumen sanguíneo. Se producen en el interior de la médula ósea roja a partir de células madre y tiene forma de disco bicóncavo con una curva cóncava a ambos lados del disco, de manera que el centro de un eritrocito es su parte más delgada. Esta forma les permite doblarse para entrar en capilares delgados. Los eritrocitos inmaduros tienen un núcleo que se expulsa de la célula cuando alcanza la madurez para darle su forma y flexibilidad únicas. La falta de un núcleo significa que los glóbulos rojos no contienen ADN y no son capaces de repararse a sí mismos una vez dañados.

Su funcion es transportan oxígeno en la sangre a través de la hemoglobina que contiene hierro y proteínas unidas para aumentar en gran medida la capacidad de transporte de oxígeno de los eritrocitos permitiendo que el oxígeno sea fácilmente transferido a la célula pulmonar y fuera de la célula en los capilares de los tejidos.

Glóbulos blancos

También conocidos como leucocitos, constituyen un porcentaje muy pequeño de las células en el torrente sanguíneo, pero tienen funciones importantes en el sistema inmunológico. Existen dos clases principales:

Leucocitos granulares: Son neutrófilos, eosinófilos y basófilos. Cada tipo de leucocito granular se clasifica por la presencia de vesículas llenas de productos químicos en su citoplasma que le confieren su función. Los neutrófilos contienen enzimas digestivas que neutralizan las bacterias que invaden el cuerpo. Los eosinófilos contienen enzimas digestivas especializadas para la digestión de virus que han estado ligados por anticuerpos en la sangre. Los basófilos liberan histamina para intensificar las reacciones alérgicas y ayudar a proteger el cuerpo.

Leucocitos Agranulares: Las dos clases principales son los linfocitos y los monocitos. Los linfocitos incluyen las células T y las células asesinas naturales que combaten las infecciones virales y las células B que producen anticuerpos contra las infecciones por patógenos. Los monocitos se convierten en células llamadas macrófagos que absorben e ingieren patógenos y las células muertas de heridas o infecciones.

Plaquetas

Las plaquetas son pequeños fragmentos celulares responsables de la coagulación de la sangre y la formación de costras. Las plaquetas se forman en la médula ósea roja a partir de grandes células de megacariocitos que periódicamente se rompen y liberan miles de trozos de membrana que se convierten en plaquetas. No contienen un núcleo y sólo sobreviven en el cuerpo una semana antes de que los macrófagos las capturen y digieran.

Plasma

El plasma es la porción líquida de la sangre que constituye aproximadamente el 55% del volumen de la sangre y es una mezcla de agua, proteínas y sustancias disueltas. Alrededor del 90% del plasma se compone de agua. Las proteínas dentro del plasma incluyen anticuerpos y albúminas. Los anticuerpos son parte del sistema inmunológico y se unen a los antígenos en la superficie de los patógenos que infectan el cuerpo. Las albúminas ayudan a mantener el equilibrio osmótico del cuerpo proporcionando una solución isotónica para las células del cuerpo. Muchas sustancias diferentes se pueden encontrar disueltas en el plasma, incluyendo glucosa, oxígeno, dióxido de carbono, electrolitos, nutrientes y productos de desecho. El plasma funciona como medio de transporte para estas sustancias por todo el cuerpo.

 

 

Sistema circulatorio – Que es, función, partes, enfermedades

 

 

Vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos son las vías del sistema circulatorio que permiten que la sangre fluya rápida y eficientemente desde el corazón a todas las regiones del cuerpo y vuelvan. Su tamaño corresponde con la cantidad de sangre que puede pasa a través del vaso. Todos contienen un área hueca llamada lumen a través del cual la sangre es capaz de fluir y cuyas paredes pueden ser delgadas en el caso de los capilares o muy gruesa en el caso de las arterias.

Todos están recubiertos con una fina capa de epitelio escamoso simple conocido como endotelio que mantiene las células sanguíneas dentro de los vasos sanguíneos y previene la formación de coágulos. El endotelio recubre todo el sistema circulatorio, hasta el interior del corazón, donde se llama endocardio.

Existen tres tipos principales de vasos sanguíneos: arterias, capilares y venas. Con frecuencia, los vasos sanguíneos se denominan así por la región del cuerpo a través de la cual transportan sangre o por estructuras cercanas.

Arterias y Arteriolas

Las arterias son vasos sanguíneos que llevan la sangre del sistema circulatorio lejos del corazón, esta sangre es altamente oxigenada, ya que acaba de salir de los pulmones en su camino a los tejidos del cuerpo. El tronco pulmonar y las arterias de la circulación pulmonar ofrecen una excepción a esta regla ya que estas arterias llevan sangre desoxigenada del corazón a los pulmones para ser oxigenadas.

Las arterias tienen altos niveles de presión arterial para llevar la sangre con una gran fuerza. Para soportar esta presión, las paredes de las arterias son más gruesas, elásticas y musculares. Las arterias más grandes del cuerpo contienen un alto porcentaje de tejido elástico que les permite estirarse y adaptarse a la presión del corazón.

Las arterias más pequeñas son más musculares en la estructura de sus paredes y se contraen o expanden para regular el flujo de sangre y así controlar la cantidad de sangre que fluye a diferentes partes del cuerpo bajo diferentes circunstancias.

Las arteriolas son arterias más estrechas que se ramifican desde los extremos de las arterias y llevan la sangre a los capilares. Se enfrentan a presiones sanguíneas mucho más bajas debido a su mayor número, transportan un volumen sanguíneo menor y estan mas lejos de la presión directa del corazón. Sus paredes son mucho más delgadas y son capaces de utilizar el músculo liso para controlar su apertura y regular el flujo sanguíneo y la presión arterial.

Capilares

Los capilares son los vasos sanguíneos más pequeños y delgados del cuerpo y también los más comunes. Se pueden encontrar en casi todos los tejidos del cuerpo y bordean los bordes de los tejidos avasculares del cuerpo. Los capilares se conectan con arteriolas en un extremo y venulas en el otro. Llevan la sangre muy cerca de las células de los tejidos del cuerpo para intercambiar gases, nutrientes y productos de desecho. Las paredes de los capilares consisten en una fina capa de endotelio para que exista la mínima cantidad de estructura posible entre la sangre y los tejidos. En el sistema circulatorio el endotelio actúa como un filtro para mantener las células sanguíneas dentro de los vasos sanguíneos mientras permite que líquidos, gases disueltos y otros químicos se difundan a lo largo de sus gradientes de concentración dentro o fuera de los tejidos.

 

 

 

Sistema circulatorio – Que es, función, partes, enfermedades

 

Venas y Venulas

Las venas son los grandes vasos de retorno de la sangre al corazon del cuerpo y son sometidas a presiones sanguíneas muy bajas. Esta falta de presión permite que las paredes de las venas sean mucho más delgadas, menos elásticas y menos musculares que las paredes de las arterias.

Las venas dependen de la gravedad, la inercia y la fuerza de las contracciones del músculo esquelético para ayudar a que la sangre regrese al corazón. Para facilitar el movimiento de la sangre, algunas venas contienen muchas válvulas unidireccionales que impiden que la sangre salga del corazón. A medida que los músculos del cuerpo se contraen, aprietan las venas y empujan la sangre a través de las válvulas más cerca del corazón. Cuando el músculo se relaja, la válvula atrapa la sangre hasta que otra contracción empuja la sangre más cerca del corazón.

Las vénulas son similares a las arteriolas ya que son vasos pequeños que conectan los capilares, pero a diferencia de las arteriolas, las vénulas se conectan a las venas en lugar de a las arterias. Las vénulas recogen sangre de muchos capilares y la depositan en venas más grandes para transportarla de vuelta al corazón.

 

Circulación coronaria

El corazón tiene su propio conjunto de vasos sanguíneos que proporcionan al miocardio el oxígeno y los nutrientes necesarios para bombear la sangre por todo el cuerpo. Las arterias coronarias izquierda y derecha se ramifican desde la aorta y suministran sangre a los lados izquierdo y derecho del corazón. El seno coronario es una vena en el lado posterior del corazón que devuelve la sangre desoxigenada del miocardio a la vena cava.

Circulación del portal hepático

Dentro del sistema circulatorio las venas del estómago y los intestinos realizan una función única que es llevar la sangre al hígado a través de la vena hepática portal. La sangre que sale de los órganos digestivos es rica en nutrientes y otros químicos absorbidos de los alimentos. El hígado elimina las toxinas, almacena los azúcares y procesa los productos de la digestión antes de que lleguen a los otros tejidos del cuerpo. La sangre del hígado luego regresa al corazón a través de la vena cava inferior.

 

 

 

Enfermedades del sistema circulatorio

Las enfermedades que afectan el sistema circulatorio se denominan enfermedades cardiovasculares.

Muchas de estas enfermedades del sistema circulatorio se desarrollan con el tiempo y están relacionadas con los hábitos de ejercicio, la dieta, ser fumador y otras opciones de estilo de vida. La aterosclerosis es el precursor de muchas de estas enfermedades. También es un factor de riesgo para los síndromes coronarios agudos, que son enfermedades que se caracterizan por un déficit repentino de sangre oxigenada en el tejido cardíaco. La aterosclerosis también se asocia con problemas como la formación de un aneurisma o la ruptura de las arterias.

Otra enfermedad cardiovascular importante involucra la creación de un trombo que pueden originarse en venas o arterias. La trombosis venosa profunda, que ocurre principalmente en las piernas, es una causa de coágulos en las venas de las piernas, particularmente cuando una persona ha estado inmóvil durante mucho tiempo. Estos coágulos pueden viajar a otro lugar del cuerpo produciendo ataques isquémicos transitorios o accidente cerebrovascular.

Las enfermedades cardiovasculares del sistema circulatorio también pueden ser de naturaleza congénita, como los defectos cardíacos o la circulación fetal persistente, donde los cambios circulatorios que supuestamente se producen después del nacimiento no lo hacen. No todos los cambios congénitos están asociados con enfermedades y un gran número son variaciones anatómicas.

Factores pueden aumentar las enfermedades del sistema circulatorio

Factores de riesgo que se pueden controlar, cambiar o tratar:

falta de ejercicio

sobrepeso

fumar

consumo excesivo de alcohol

altos niveles de estrés

mala alimentación

Descontrol de la hipertensión arterial y la diabetes

 

Factores de riesgo que no se pueden controlar, tratar o modificar incluyen:

edad avanzada

antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, hipertensión arterial o colesterol alto

Los hombres tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular que las mujeres premenopáusicas.

Algunas etnias tienen un mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades que otras.

 

 

Presión arterial alta

La presión arterial es la medida de cuánta fuerza se usa para bombear sangre a través de las arterias. Si usted tiene presión alta o hipertensión, significa que la fuerza es más alta de lo que debería ser. La presión arterial alta puede dañar su corazón y llevar a enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular o enfermedad renal. No suele tener síntomas.

Aterosclerosis y enfermedades coronarias

La aterosclerosis produce un endurecimiento de las arterias del sistema circulatorio y ocurre cuando la placa se acumula en las paredes de las arterias y eventualmente bloquea el flujo sanguíneo. La placa está hecha de colesterol, grasa y calcio.

La enfermedad de las arterias coronarias indica que la acumulación de placa en las arterias ha hecho que éstas se estrechen y endurezcan. Esta se desarrolla con el tiempo y puede tenerlo pero puede no ser consciente de ningún síntoma. Otras veces, puede causar dolor torácico o la sensación de pesadez en el pecho.

Aneurisma aórtico abdominal

Un aneurisma aórtico abdominal es un abultamiento en una parte debilitada de la aorta. La aorta es el vaso sanguíneo más grande del cuerpo que lleva sangre desde el corazón hasta el abdomen, las piernas y la pelvis. Si la aorta se rompe, puede causar sangrado abundante que pone en peligro la vida.

Un aneurisma puede permanecer pequeño y nunca causar problemas pero cuando se hace más grande puede experimentar dolor en el abdomen o la espalda. Los aneurismas aórticos abdominales grandes y de crecimiento rápido tienen un mayor riesgo de ruptura y requieren atención inmediata.

Arteriopatía periférica

Es la aterosclerosis que ocurre en las extremidades como en las piernas. Reduce el flujo sanguíneo a las piernas, así como al corazón y al cerebro y tiene mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades del sistema circulatorio.

Muchas personas no tienen síntomas pero si aparecen pueden incluir:

dolor o calambres en las piernas al caminar

llagas que no sanan en los pies o las piernas

enrojecimiento u otros cambios en el color de la piel

Ataques cardíacos

Un ataque cardíaco ocurre cuando no llega suficiente sangre a su corazón y puede ocurrir debido al bloqueo de la arteria. Los ataques cardíacos dañan el músculo cardíaco y son emergencias médicas del sistema circulatorio.

Tiene síntomas muy característicos:

Dolor en el centro o lado izquierdo del tórax que se siente como molestias leves o severas, presión.

Dolor que se irradia desde la mandíbula, hombro, brazo o a través de la espalda.

respiración entrecortada

sudoración

náuseas

latido cardíaco irregular

 

Insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca ocurre cuando el músculo cardíaco está debilitado o dañado y ya no puede bombear el volumen de sangre necesario. Normalmente ocurre cuando usted ha tenido otros problemas cardíacos, como un ataque cardíaco o enfermedad de las arterias coronarias.

Los primeros síntomas incluyen fatiga, hinchazón de los tobillos y aumento de la necesidad de orinar por la noche. Los síntomas más graves incluyen respiración rápida, dolor torácico y desmayos.

Infarto

Los accidentes cerebrovasculares o ACV a menudo ocurren cuando un coágulo de sangre bloquea una arteria en el cerebro y reduce el suministro de sangre. También pueden ocurrir cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe. Ambos eventos impiden que la sangre y el oxígeno lleguen al cerebro.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here