Sustitución articular – Que es, para que sirve

La sustitución articular se lleva a cabo por diferentes razones. Entre las principales se cuentan la enfermedad articular degenerativa y la destrucción articular. Las articulaciones que han experimentado una degeneración grave o las que no cumplen adecuadamente su función suelen causar dolor, lo que limita considerablemente la vida del enfermo, de modo que personas que por lo demás estarían sanas y saludables ven restringidas de forma notable sus actividades diarias.

 

En algunos pacientes el dolor llega a ser tan intenso que hace que no salgan de casa y que aborden cualquier tipo de actividad con continuas molestias. En general suelen verse afectadas las articulaciones más grandes, como la cadera, la rodilla o el hombro. Sin embargo, con las actuales tendencias en lo que respecta a materiales y técnicas de sustitución articular, también es posible reemplazar articulaciones pequeñas, como las de los dedos.

 

Normalmente se suelen sustituir las articulaciones con prótesis de ambos lados. En la sustitución de cadera es necesario dilatar el acetábulo para implantar una copa metálica o plástica. El componente femoral debe ajustarse con precisión al fémur para cementarlo en la localización idónea. La mayoría de los pacientes obtienen un sustancial beneficio de la sustitución articular y, tras ser sometidos a ella, pueden continuar desarrollando una vida activa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here